Agronews Castilla y León
Ante la situación que se vive con la lengua azul, la Asociación Ganadera Salmantina 19 de Abril ha remitido tanto al Ministerio como a la Consejería de Agricultura y Ganadería algunas opiniones y valoraciones.
 
Los ganaderos entienden  que la vacunación en las zonas de restricción atiende a razones de control la endemia a través de la eliminación de los reservorios pero, la Lengua Azul es una enfermedad de difícil erradicación por el tipo de agente causal (24 serotipos) e imposible su control, por el agente transmisor (mosquito Culicoide) y por los reservorios (la vacunación de la fauna salvaje resultaría compleja).
 
Además, desde la Asociación se ve con preocupación la vacunación tras la situación vivida en 2009 cuando  aparecieron multitud de consecuencias negativas tales como retrasos y repeticiones de celos, pérdida nutricional, vacas “vacías”, partos prematuros, terneros defectuosos, etc. A esto se suma que la  enfermedad en el ganado vacuno transcurre de forma subclínica si este se infecta.
 
Partiendo de las dos premisas anteriores, desde la "19 de abril" se afirma que las medidas específicas de protección contra la Lengua Azul no deberían basarse en la vacunación obligatoria de la totalidad de los animales mayores de 3 meses presentes en la explotación en la zona de restricción. Si no que apuestan porque  dentro de los requisitos para los animales de especies sensibles de explotaciones situadas en zona restringida objeto de movimiento se incluya la vacunación previa y dadas las nefastas consecuencias que la enfermedad ocasiona en el ganado ovino, que éste se vacune.

Sección: 

Provincias: 

Archivos adjuntos: