Agronews Castilla y León
  • El candidato a la Presidencia de la cooperativa considera que los otros dos candidatos, Jesús Posadas y Eduardo Arroyo, han utilizado medias verdades o completas mentiras para tratar de confundir.

El presidente en funciones de la cooperativa ACOR, Justino Medrano, y candidato a la reelección ha hecho este jueves un llamamiento a los representantes del resto de candidaturas para que una vez que se conozcan los resultados de la votación de mañana, “todos debemos ponernos a trabajar en la misma dirección, por ACOR”, ha manifestado.

“Apelo a la responsabilidad de los otros dos candidatos para que aquí terminen las tensiones y el proceso de desestabilización que hemos vivido en los últimos meses. Una vez que los socios hablen, todos debemos comprometernos a arrimar el hombro. Si alguno no está dispuesto, que se aparte, pero al menos que no siga poniendo palos en la rueda. Yo he plasmado ese compromiso por escrito en mi programa. Espero que los demás obren de igual modo”, ha subrayado Medrano.

El presidente en funciones, visiblemente molesto, ha denunciado la utilización de “medias verdades, y mentiras completas” por parte de las otras dos candidaturas, que a su juicio no tienen otro fin que tratar de confundir al socio y dañan la imagen de ACOR. “Creen que me atacan a mí o a mi candidatura, pero realmente hacen daño a nuestra cooperativa”, ha enfatizado.

En un repaso a las medidas verdades y mentiras, Medrano se ha referido a la utilización de datos falsos por parte de la candidatura de Jesús Posadas para poner en entredicho la gestión de la azucarera acusando de pérdidas millonarias que en ningún caso se han producido. “Hace sus cuentas con el volumen de remolacha y luego lo traduce a euros a precio de azúcar. Eso es mala fe o ignorancia. No sé qué es peor”, ha expuesto.

Igualmente se ha referido a la promesa de Posadas de transparencia: “Precisamente ha sido él y Eduardo Arroyo, quienes han impedido que demos información al socio provocando, a través de sus delegados, la celebración de la Asamblea General sin Juntas Preparatorias y forzado el adelanto de las elecciones”, ha manifestado.

Medrano ha vuelto a defender la venta de la planta fotovoltaica de Tordesillas. Según ha detallado en los distintos actos informativos, las inversiones cuestionables puestas en marcha durante la anterior etapa, junto a la multa de Hacienda (data de 1997 y fue firme en 2011, lo que duplicó su importe por los intereses y la financiación) provocaron un sobreendeudamiento y endurecimiento de las condiciones de crédito. Ante esta situación, el Consejo Rector buscó alternativas como la refinanciación o la venta de otros activos (explotación de Rumanía o terrenos de la antigua azucarera de Valladolid), pero ninguno era suficiente para cubrir las necesidades de ese momento. “La planta fotovoltaica se vendió a un buen precio y el dinero ingresado nos permitió cumplir con el pago de la remolacha a los agricultores y cubrir pérdidas de años anteriores”, ha detallado. “Fue una decisión dura, pero ha resultado clave para el reflote financiero y económico de ACOR”, ha añadido.

“Los que ahora dicen que teníamos que haber vendido los terrenos de Valladolid o Rumanía (el candidato Jesús Posadas) les devuelvo la pregunta. ¿Por qué no lo vendieron antes, si la azucarera de la carretera de cabezón está cerrada desde 2006? ¿Quién nos mandó invertir en esas tierras lejanas? Lo tienen que explicar”, ha interrogado.

Respecto a la candidatura de Eduardo Arroyo, Justino Medrano aseguró que es “completamente falso” que el fondo de reservas obligatorias esté vacío o que haya riesgo de un concurso de acreedores. “En la actualidad está dotado con 112 millones de euros. Es menos que el que había en 2010, donde se alcanzaron los 162 millones, pero esta disminución es fruto, sobre todo, del impacto de la sanción de Hacienda”, ha reprochado. “Gracias a nuestra gestión, la cooperativa está en positivo, con una deuda bien estructurada y en situación de crecer para dar retornos o complementos a la remolacha”, ha añadido.

Y respecto a las acusaciones vertidas por Arroyo de permitir que el anterior presidente, Carlos Rico, mantenga un cargo como consejero en el Banco de Crédito Cooperativo; aseguró que se han hecho gestiones para tratar de revocarlo y la contestación del banco ha sido que el nombramiento es personal, no en representación de la cooperativa, por lo que solo la entidad bancaria tiene la capacidad destituirlo.

Justino Medrano ha defendido su campaña, en la que ha tratado de acercar a los socios la realidad de la cooperativa, con un repaso a la herencia recibida y las gestiones realizadas para volver a recuperar la solvencia y la credibilidad. “Nuestra candidatura garantiza la continuidad de una senda de una gestión eficaz basada en el trabajo, en el rigor y un control de los gastos; y el desarrollo de grandes proyectos que ya están muy avanzados”, ha añadido el presidente en funciones de ACOR.

En esta línea, Medrano se ha reafirmado en su compromiso de dar retornos o complementos de precio a la remolacha, en el mismo momento en que la situación de beneficios, y este plazo podría ser breve si se mantiene la línea de ajustes y de eficiencia.

Durante las últimas semanas, en las que Medrano ha tenido la oportunidad de tener un contacto directo con los socios junto al resto de su equipo que le acompañan en la candidatura. “Tenemos buenas sensaciones. El socio demandaba información y cuando hemos explicado las decisiones lo han entendido, respalda mayoritariamente la gestión y quiere que termine el ruido”, ha subrayado.

Tags: 

Sección: