Agronews Castilla y León

 

  • El ex presidente de la CHD protagoniza una jornada en La Bañeza (León) en la que Suárez-Quiñones anuncia un paquete de medidas contra el cambio climático

En un teatro municipal de la Bañeza (León) lleno, entre otros, con alumnos de secundaria que llevan meses trabajando sobre el cambio climático, el que fuera consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta y también presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, advirtió ayer de la necesidad de tomar medidas para cuidar el planeta y luchar contra el cambio climático porque “tenemos enfrente una amena cierta y la mínima prudencia obliga a adoptar medidas”, pero hacerlo o “sin estridencias ni alarmismos, aún sabiendo que es un problema importante y grave”. Valín respondió a las preguntas de los alumnos que acudieron a la jornada  'Cambio climático: retos y futuro del territorio' sobre si es posible revertir el daño causado al planeta asegurando que sí es posible, pero que no hay que olvidar que las medidas que se deben adoptar pueden tener consecuencias sobre la economía. En la joranda, también participaron el director de la Escuela Superior y Técnica de Ingenierias Agrarias, Pedro Aguado, el director general de Caja Rural, Cipriano García y el director del Diario de León, Joaquín Torné.

Valín leyó las primeras reflexiones y estudios sobre cambio climático ya en la década de los 70, pero desde entonces “no se ha hecho lo suficiente” y como entre los datos que confirman, asegura,  destacó que “en 150 años de etapa industrial, el CO2 en la atmósfera ha subido de 300 partes por millón a 400”, por tanto “estamos generando una situación de más  concentración de gases y de más temperatura”. La consecuencia es un “incremento de las sequías, las olas de calor y los periodos de lluvias intensas”. En la cuenca del Duero, por ejemplo, expuso, en los últimos 70 años, las lluvias han descendido una media de un 10% y el caudal circulante, un 20.

 

Riesgo de decrecimiento económico

Valín dio la bienvenida a las medidas de la UE europea para un nuevo modelo energético acompañadas de una línea de ayudas económicas. Pero cree que hay que tener en cuenta que cuando se adoptan medidas para proteger el planeta, hay un “riesgo de decrecimiento económico” y se pregunta “¿cómo se gestiona una sociedad en decrecimiento?”.

En su exposición, el ex presidente de la CHD destacó las medidas que considera que se pueden tomar en la situación actual en Castilla y León, entre ellas, una mayor regulación hidráulica del Duero porque “en el futuro el secano sufrirá mucho por el cambio climático” y es “necesario” que los embalses sean plurianuales; también la modernización de regadíos “de forma contundente”; la adecuación a las pautas de “consumo previsibles que serán un descenso en el consumo de animales y un aumento de los vegetales” y eso generará nuevas industrias agroalimentarias que deben contar con apoyo del entramado financiero y también un incremento de la investigación aplicada.

Valín además cree que se deben modificar las constituciones para recoger un nuevo derecho de los ciudadanos a la seguridad climática. Un derecho que, asegura, debe quedar fuera de la confrontación política y ser objeto de un pacto de Estado

 

Quiñones: “Ésta será una legislatura muy importante en materia de acción contra el cambio climático”

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, fue el encargado de clausurar la jornada y anunció que la Junta adoptará esta legislatura un paquete de medidas contra el cambio climático, coordinado con los Acuerdos de París, la Agencia mundial de la ONU 2030 y el Gobierno central que ha declarado la 'Emergencia climática'. En este sentido expuso que “se pondrá en marcha una estrategia de cambio climático, un proyecto de ley, con una estrategia de calidad del aire, una estrategia de Economía circular”.

El consejero considera que “hay que profundizar en todas las políticas de forma transversal” y avanzo que pronto habrá noticias relevante en los acuerdos de la junta respecto a las medidas de la lucha contra el cambio climático en Castilla y León porque “hay una conciencia clara mundial de que hay que actuar de manera urgente”.

Sección: