Agronews Castilla y León

La organización agraria JARC-COAG lamenta que la modificación de la normativa del Plan de Apoyo al sector vitivinícola, que acabar de decidir al DARP, dificultará que los productores profesionales puedan recibir la ayuda del Plan de Reconversión y Reestructuración de la Viña . Este hecho se produce la muy probable eliminación de la figura de las contribuciones en especie (antiguamente conocidas como medios propios), que permitía a los productores gestionar directamente las inversiones que hacían en su explotación, como son, por ejemplo, las acciones de emparrado, la preparación del suelo, transformación de vaso a espaldera o la colocación de los tubos protectores de las cepas.

La responsable sectorial de la vid y el vino en la citada organización, Isabel Vidal, avisa que "con esta modificación vemos que se está potenciando las empresas de servicios y los agricultores no profesionales mientras se obliga a los productores profesionales que deseen recibir la ayuda a subcontratar un trabajo que pueden hacer ellos ". Por este motivo, Vidal añade que "hemos pedido al DARP que considere este hecho y que adapte la normativa catalana para incluir las contribuciones en especies, tal como recoge el borrador del Real Decreto".

Además, la organización crítica que los productores que han tenido que adquirir la maquinaria para realizar estos trabajos, como en algunos casos obligaba la normativa, y que disponen de los conocimientos para utilizarla, ahora se pueden quedar sin soporte económico para hacerlo.

La decisión, en manos del DARP

JARC-COAG valora muy negativamente que el Departamento de Agricultura de la Generalitat esté decidido a rechazar esta medida, porque "las contribuciones en especie permitían al viticultor profesional realizar él mismo las tareas". La entidad precisa que ahora la decisión está en manos de la conselleria de Agricultura, que es quien tiene la posibilidad de habilitarlo, tal como lo han hecho otras CCAA, como Canarias, Aragón y País Vasco.

Por otra parte, la organización agraria también lamenta que, tanto el Real Decreto como la Orden que modifican los Planes de Reestructuración y Reconversión de la Viña, aunque no se hayan publicado, a pesar de que el plazo para presentar las solicitudes de ayuda se inició el pasado 15 de octubre y finaliza el 15 de noviembre. Esta situación provoca que los viticultores desconozcan cómo afectarán los cambios normativos a su petición y qué son las ayudas que podrán recibir. 

Sección: