Exigen una Investigación sobre la Tramitación del Proyecto de Regadío de Tierra de Barros

Agronews Castilla y León

24 de enero de 2024

investigación

Los actuales responsables de la Junta de Extremadura exigen una Investigación sobre la Tramitación del Proyecto de Regadío de Tierra de Barros.

Ignacio Higuero, consejero de Gestión Forestal y Mundo Rural en estos momentos, ha levantado un manto de dudas y controversia alrededor del proyecto de regadío de Tierra de Barros, un proyecto con implicaciones profundas para la agricultura y el desarrollo rural en la región de Extremadura. El consejero ha solicitado una investigación exhaustiva sobre la tramitación de dicho proyecto, especialmente enfocándose en los procedimientos llevados a cabo durante la anterior legislatura. Esta petición surge a raíz de un descubrimiento alarmante: la paralización del proyecto hace dos años, seguida de la destrucción de toda documentación relevante sin previa comunicación oficial de la renuncia a la iniciativa.

Antecedentes y Descubrimientos Perturbadores

Un aspecto central de la controversia es una misiva fechada el 13 de diciembre de 2021, en la que Janusz Wojciechowski, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, comunicaba al entonces presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, la aceptación de la decisión de «eliminar de su documentación y bases de datos todas las referencias al proyecto de regadío en Tierra de Barros». Esta comunicación se realizó bajo el entendimiento de que no se iniciaría la ejecución del proyecto hasta que se resolvieran todas las dudas de la Comisión Europea.

Ignacio Higuero ha destacado el contraste entre las afirmaciones públicas de Guillermo Fernández Vara, quien atribuía la no iniciación del proyecto a la falta de un permiso de Bruselas, y la realidad de una renuncia formal ante las instituciones comunitarias. Este descubrimiento ha llevado a Higuero a acusar tanto al gobierno anterior de Extremadura como al gobierno central de Pedro Sánchez de mantener oculta esta correspondencia crucial.

Implicaciones y Repercusiones

El consejero de Gestión Forestal ha calificado el día del anuncio como «triste», revelando su percepción de que el proyecto de Tierra de Barros ha sido una «estafa» hacia los ciudadanos extremeños, especialmente hacia los 1.200 regantes que habían depositado sus esperanzas en el proyecto. Ha acusado directamente a las anteriores administraciones de jugar con las ilusiones de los agricultores y de una gestión deficiente que ha llevado a la destrucción de documentos vitales.

investigación
El caso del proyecto de regadío de Tierra de Barros, tal como lo presenta Ignacio Higuero, debe tener como consecuencia el inicio de una investigación.

 

Uno de los puntos más inquietantes, y que será analizado en la posible investigación,  es la referencia a una carta de diciembre de 2021, en la cual el comisario europeo agradecía al entonces presidente la destrucción de los documentos relativos al proyecto, almacenados en los servicios informáticos de la Junta de Extremadura. La ausencia de esta carta en los archivos oficiales de la Presidencia ha sido señalada por Higuero como una prueba de la mala gestión y posible ocultación de información.

Próximos Pasos en la Investigación

Ignacio Higuero no solo ha manifestado su descontento y preocupación, sino que también ha anunciado que solicitará una comparecencia voluntaria en la Asamblea de Extremadura para detallar los acontecimientos y tomar medidas. Esta situación, marcada por la aparente falta de transparencia y gestión adecuada, abre un capítulo de incertidumbre y demanda de responsabilidad en la política y administración de la región de Extremadura, así como el inicio de un posible procedimiento de investigación.

El caso del proyecto de regadío de Tierra de Barros, tal como lo presenta Ignacio Higuero, no solo pone en tela de juicio la gestión de proyectos vitales para el desarrollo rural, sino que también plantea serias preguntas sobre la integridad y transparencia de los procesos administrativos y políticos.



Share This