Agronews Castilla y León

 

  • Un total de 26 explotaciones navarras de ganado vacuno pirenaico cuentan ya básculas digitales para recogida de datos de manera autónoma. Los datos obtenidos en este proyecto piloto demuestran que la herramienta funciona, que es necesaria y que sus ventajas deben ser trasladadas al resto del sector ganadero para que sea implementada en el mayor número posible de explotaciones

Las entidades INTIA, ASPINA y la IGP Ternera de Navarra han presentado esta mañana los resultados del proyecto piloto de ‘autopesaje del ganado vacuno pirenaico de la IGP Ternera de Navarra con logotipo 100% autóctono’, que finaliza este mes de diciembre. Un total de veintiséis explotaciones navarras de ganado vacuno pirenaico se han sumado a este proyecto de autopesaje de ganado con la incorporación de básculas digitales para la recogida de datos de manera autónoma.

El autopesaje de ganado mejora la toma de datos del peso de los animales, siendo una herramienta y proceso de trabajo, que supone una importante mejora en la gestión de las explotaciones ganaderas y se adaptada a las nuevas necesidades.

La jornada ha tenido lugar en el municipio de Olave con la asistencia de más de 40 personas. En la presentación de los resultados del proyecto, tras 18 meses de trabajo, han participado Mikel Nazabal, coordinador de asesoramiento ganadero de la sociedad pública INTIA, Patxi Aranguren, secretario técnico de ASPINA (Asociación de Criadores de Ganado Vacuno Pirenaico de Navarra), y Carmen Díaz de Cerio, secretaria técnica de la I.G.P. Ternera de Navarra. 

En esta jornada se ha destacado que el proyecto ha permitido mejorar la competitividad de las explotaciones de vacuno pirenaico, facilitando su modernización a través de la recogida de datos de rendimiento in situ. “Con la instalación de las básculas se ha dotado al sector de una herramienta de trabajo útil, moderna que ayuda en la gestión de la explotación. Además, se ha modernizado la recogida de datos en las explotaciones para mejorar las evaluaciones genéticas y poder ofrecer unos índices genéticos tanto para producción de “carne” como de producción “vida” mucho más precisos y fiables”, ha precisado Patxi Aranguren de ASPINA.

 

De gran ayuda para el sector

Este proyecto supone de gran ayuda en la comercialización del producto ya que permite conocer el peso en el mismo momento que el animal abandona la explotación, bien sea a cebadero, en el caso de los pasteros, bien sea con destino a matadero. Otra de las ventajas es que abarata el sistema de recogida de datos, reduciendo los gastos de la asociación haciendo todo más sostenible (menos desplazamientos, combustible, mano de obra, etc.) gastos que pueden ser muy útiles en otros capítulos. Por último, involucra más directamente a la persona responsable de la explotación con su programa de cría, con su programa de mejora y por tanto se le hace más protagonista y partícipe de la evolución de su raza.

 

El proyecto en cifras:

  • 26 explotaciones con 25 básculas para autopesaje.
  • 2.318 animales controlados 93/explotación. 
  • 3. 990 pesadas realizadas 160/explotación.  
  • 1.160 pesadas al nacimiento.
  • 469 pesos al sacrificio. 

 

Uso y utilidades del autopesaje

  • Necesaria en todas las explotaciones para para mejorar su rentabilidad
  • Conocer el momento óptimo del destete.
  • Conocer las ganancias e índices de transformación.
  • Conocer  el momento óptimo, peso de sacrificio y rendimiento canal.

 

18 meses de trabajo

El proyecto se presentó al sector en una jornada inicial realizada en Elizondo el 18 de septiembre de 2021 en la que, por primera vez, se hizo público el sello ‘100% raza autóctona pirenaica’ que garantiza tanto el origen y la pureza de la raza como la alta calidad del producto. Por su parte este sello ‘100% raza autóctona’ está promovido por el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, y se trata de una herramienta para que las asociaciones de raza pura puedan añadir el nombre de la raza a los productos, en este caso carne, que obtenemos de los animales con una determinada pureza racial. El nuevo logotipo compartirá su imagen con el que ya existe de la IGP Ternera de Navarra y que lleva más de 25 años en el mercado navarro, de forma que ambos sellos aparecerán en el producto final. De hecho, ya podemos encontrar esta carne en las carnicerías inscritas y se prevé que en un futuro más o menos inmediato, pueda encontrarse también añojo y vaca con logotipo ‘100% autóctono pireinaico’. 

También se realizó una jornada demostrativa para 25 profesionales del sector ganadero que tuvo lugar en la explotación piloto de Azoz en Navarra. En esta sesión, las personas responsables de las 25 explotaciones que participan en el proyecto recibieron la formación sobre la utilización de la báscula de autopesaje, el software de recogida de datos y el proceso de envío de información. En la jornada demostrativa del proyecto quedaron patentes también las principales ventajas de este nuevo sistema. Por un lado, se puede realizar en el momento que más conviene, permite proceder al pesaje en el lugar más idóneo de la explotación, tanto para la persona propietaria como para el ganado y también reduce mucho el estrés para los animales que les causa cuando hay gente ajena a la explotación.

La principal novedad del proyecto ha sido la de aunar esfuerzos del sector vacuno pirenaico en su conjunto con un sistema de recogida y envío de datos que se establezca como herramienta de trabajo en las explotaciones, de una forma sencilla y eficiente y con un espíritu de mejora para la toma de datos, gestión, mejora de la calidad de vida, programas de cría y trazabilidad de los productos. 

Tags: 

Sección: