Antonio Álvarez Rodrigo - Agronews CyL
  • La empresa leonesa Laboratorio Ovejero presenta PLT, una herramienta que busca una alternativa para prevenir y curar enfermedades

 

  • Juan Pablo Ovejero: “La inmunoterapia utiliza recursos naturales para ofrecer alternativas al uso de antibióticos”

El Parlamento Europeo lo tiene sobre la mesa: limitar el uso de antibióticos veterinarios para reducir las resistencias bacterianas. Aunque los ganaderos comunitarios han disminuido su uso en los últimos años, la resistencia es una de las grandes amenazas para la sanidad animal y humana. Por ello, desde la industria buscan alternativas.

En ese camino trabaja desde hace muchas décadas una pyme de Castilla y León. La leonesa Laboratorios Ovejero ha presentado este martes 23 de octubre en Madrid su innovadora herramienta Piroa Lactis Tool (PLT). Un sistema que hace uso de big data para aplicar pautas y protocolos que optimicen y reduzcan el uso de antibióticos a niveles sostenibles.

“Desarrollamos medicamentos que curan enfermedades a través del sistema inmunológico”, resaltaba Juan Pablo Ovejero, consejero delegado de Laboratorios Ovejero. PLT se basa en un sistema que recopila patrones y parámetros relativos a enfermedades, resistencias y uso de antibióticos para proporcionar al ganadero información útil y ayudar al veterinario a prescribir de manera adecuada a través de información relevante.

“Desarrollamos medicamentos que curan enfermedades a través del sistema inmunológico”, resaltaba Juan Pablo Ovejero, consejero delegado de Laboratorios Ovejero

Según Ovejero, este nuevo camino se basa en la filosofía de la triple ‘R’: “Reducir el número de antibióticos; remplazarlos con inmunoterapia; y repensar entre todos nuevas alternativas”. Una herramienta de trabajo que se basa en cuatro pilares: la prevención centrada en mejorar la bioseguridad; el diagnóstico precoz en el estudio de resistencia; un servicio de formación y asesoría; y un sistema de monitorización continua.

El coste que supone el tratamiento de un animal enfermo, el riesgo de posible contagio y la pérdida productiva son algunos de los inconvenientes que sufre el ganadero. Un hándicap que se puede cuantificar en 750 euros por vaca y año.

FORTINMUNE CONTRA LA MASTITIS

Es aquí, en el vacuno de leche donde esta empresa familiar leonesa ha lanzado su última innovación: Fortinmune. Se trata de un inmunomodulador de última generación que controla el desarrollo de la mastitis en el ganado bovino lechero.

“Con la experiencia que teníamos en la inmunoterapia buscamos prevenir la enfermedad en la producción de la leche. A veces el entorno no favorece, y es ahí donde entramos. Analizamos todo aquello que pueda producir perjuicio en la producción de la leche”, explicaba Ovejero.

“Con la experiencia que teníamos en la inmunoterapia buscamos prevenir la enfermedad en la producción de la leche. A veces el entorno no favorece, y es ahí donde entramos”

Pero el recorrido no se queda solo aquí. Carmen Cañibano, responsable de I+D+I de Laboratorios Ovejero, tiene claro que ya se pueden dar más pasos: “Pensamos que puede ser interesante para otros animales como el ovino y el caprino. Hay estudios que así lo han probado”. “Con Fortinmune hay una reducción en más de un 11% en el recuento de células somáticas”, detallaba Cañibano.

“La inmunoterapia utiliza recursos naturales para ofrecer alternativas al uso de antibióticos. Si somos capaces de analizar las situaciones, podemos conseguir un entorno más amigable. La combinación de antibióticos e inmunoterapia puede ser más saludable”, concluía Ovejero.

LABORATORIOS OVEJERO

Fundada en 1948 por Santos Ovejero, Laboratorios Ovejero es una empresa pyme familiar dedicada a la fabricación de medicamentos y productos veterinarios. Con sede en León, la compañía se dedica a la fabricación y distribución de soluciones de salud animal. En los últimos años se ha centrado en el campo de la biotecnología para posicionarse como un referente en el campo de la inmunoterapia animal.

Además de la fábrica en León, hace unos años adquirió otra en Polonia. Laboratorio Ovejero está presente 80 países de Europa, América y Asia con un total de 200 trabajadores, la mitad de ellos en su sede de Castilla y León.