Agronews Castilla y León

Un grupo de vecinos de Cerecinos de Campos han iniciando, en la plataforma www.change.org, una recogida de firma contra el proyecto de construcción de una macrogranja porcina en esa localidad "porque queremos seguir viviendo en nuestro pueblo, sin sufrir la contaminación que una granja de más de 3.400 cerdas y 77.000 lechones/año, inevitablemente va a generar en el aire, el agua y la tierra.  Proyecto de la empresa Innovaporc S.L. que, sin ningún tipo de permiso ni licencia municipal, ya ha empezado con las obras de construcción", aseguran en la citada web   

Este colectivo asegura que "sobran los ejemplos del impacto medioambiental e irreversible que provoca esta actividad en régimen intensivo: el desagradable olor que despide el vertido del purín es poco comparado con el peor de los efectos, el de la sobresaturación de nitratos en la tierra que acaba contaminando los acuíferos. De la balsa proyectada y ya construida saldrán más de 17 millones de litros de purín al año, con destino a las fincas agrícolas de este municipio y de términos vecinos que están, como el nuestro, incluidos en la nueva lista de “zonas vulnerables a contaminación del agua por nitratos de origen agrícola y ganadero”; así lo especifica la Junta de Castilla y León alertando del incremento de las sustancias nocivas que para la salud generan esos vertidos."

Además, recuerdan como Cerecinos de Campos está parcialmente incluido en la Reserva natural de las Lagunas de Villafáfila, pertenece al ámbito de la Red Natura 2000 y a la ZEPA Penillanuras Campos-Sur; "Toda esta protección que tanto le importó a la Junta de Castilla y León, apuntanlos vecinos, para impedir hace unos años la instalación de una planta termosolar de producción de energía limpia y renovable, curiosamente no pesa ahora para cuestionar una actividad a todas luces más sucia y menos respetuosa con el medio ambiente.

Junto a esto, recuerda como no es una inversión que genere riqueza y asiente población.  Explotaciones similares. afirman en la presentación de la campaña, instaladas ya en la provincia reducen a menos de 4 el número de empleos que, por precarios, acaban incluso abandonando los trabajadores. 

Los vecinos critica que tanto la empresa como el ayuntamiento están silenciando el proyecto, sin someter a información pública el trámite del expediente en el consistorios, cuyos responsables aseguran por toda respuesta que “esto va para adelante”. Aprobando, además,  unas normas urbanísticas municipales que  llevan estancadas 8 años por falta de recursos económicos en un Ayuntamiento que, ahora sí, ha visto la oportunidad y la conveniencia de endeudarse y pedir un préstamo de más de 30.000€ para hacer un traje urbanístico “a la medida” de esa macrogranja. 

Sección: 

Provincias: