Agronews Castilla y León

El incentivo fiscal constituye un estímulo por parte del Estado, que se manifiesta como reducción en el pago de determinado tributo.

El incentivo fiscal puede ser aplicado en forma de un porcentaje o monto fijo sobre el total de impuesto a pagar. O puede ser un crédito fiscal, para ser deducible a futuros pagos.

Muchos se plantean la interrogante, ¿los incentivos fiscales son un gasto o una inversión? Lo típico del caso es que, son más los fiscalistas que consideran que los incentivos son un gasto tributario y no una inversión para el Estado. Sostienen que no debe aumentarse continuamente tales exenciones. Consideran que estos recursos deben ser utilizado vía presupuesto nacional, canalizados en actividades productivas.

Otros consideran que tales incentivos son una inversión, que en última instancia promueven el desarrollo económico. Además, los defensores del incentivo fiscal, argumental que el gobierno no es mejor inversor que el sector privado.

Cuando el Estado considera que ciertas actividades económicas son fundamentales para el desarrollo de la economía, concede entonces ciertas exenciones en el pago de los tributos que tienen que ver con las actividades económicas relacionadas.

Así las personas o entidades empresariales pueden verse incentivadas a canalizar sus recursos económicos a estas áreas específicas. De manera que, aunque el Estado ve disminuido los tributos por esta actividad, los beneficios a la larga son para toda la economía en general. Como el fin perseguido por el Estado es el bien común, se hace evidente que está actuando correctamente.

Debe señalarse que tales incentivos fiscales no son concedidos únicamente por las cuestiones señaladas anteriormente. De forma que el Estado también puede conceder exenciones fiscales por otros motivos. Así, el Estado puede conceder exenciones a ciertos sujetos pasivos de tributos, por la conducta mantenida en sus actividades económicas.

En Trivia son expertos en la captación y gestión de incentivos y ayudas. Actualmente existen diversos mecanismos de ahorro aplicables a empresas de numerosos sectores, gracias a los que:

-Recupera hasta el 40% del gasto en tecnología del año anterior.

-Ahorra un 40% de las cuotas de la Seguridad Social de los empleados dedicados a tareas de análisis de requisito, diseño, desarrollo o validación de resultados.

Ambos mecanismos de ahorro son compatibles, siempre y cuando la empresa solicitante aporte justificantes en inversión en I+D+i.

Se encargan de la gestión integral de los incentivos fiscales, desde la identificación del proyecto, recopilación y elaboración de toda la documentación requerida: memoria técnica, resultados obtenidos, cálculos de la inversión realizada en tecnología o cuotas de la Seguridad Social de empleados, en puestos específicos que permiten optar a las deducciones.

Cuentan con un equipo de profesionales expertos en distintas áreas, lo que les permite asesorarte y acompañarte en el proceso de financiar tu negocio, sacando provecho de todas las fuentes de financiación disponibles para alcanzar el éxito y aumentar tu rentabilidad.

El principal objetivo del programa, junto con la tramitación de subvenciones es impulsar el desarrollo de este tipo de proyectos de Ciberseguridad Industrial, ligados al producto-proceso industrial. De este modo se pretende mejorar la productividad y competitividad de las industrias de Castilla y León, así como proteger contra las amenazas y riesgos relacionados con la seguridad digital, incentivando la contratación de servicios avanzados de asesoramiento y asistencia técnica, y las inversiones en hardware y software en esta materia.

Sección: