Agronews Castilla y León

Los últimos datos de sacrificio de ganado ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente pone de manifiesto una importante descenso del número de sacrificios de animales en Castilla y León en la gran mayoría de las especies, tendencia sólo rota por las aves y los conejos que experimentan subidas.

Quizás uno de los datos más destacados es la reducción de los sacrificios que ha vivido el BOVINO en la región castellanoleonesa entre enero y noviembre de 2013, pues supone una caída del 11,47 por ciento, pasando de los 434.696 animales que fueron a matadero en 2012 en ese periodo de tiempo a los 384.818 que lo han hecho en el mismo mes del año recientemente acabado. También se ha producido un descenso en el conjunto de España pero mucho más moderado, el 3,14 por ciento, cayendo desde los 2.094.307 animales a los 2.028.499.

Uno de los sectores punteros y más tradicionales de la ganadería de Castilla y León, el OVINO, también vive un significativo descenso, aunque en este caso más en línea con los vivido en el conjunto del Estado, así el número de sacrificios en esta comunidad autónoma ha caído un 3,52 por ciento, de 2.943.330 a 2.839.783 entre el periodo antes citado, mientras que los datos que el MAGRAMA ofrece para España hablan de un descenso del 3,21 por ciento, al caer desde los 9.141.919 sacrificados en 2012 a los 8.848.842 que fueron al matadero hasta noviembre de 2013.

Hasta el 17,89 por ciento se ha reducido el sacrificio de CAPRINOS en esta comunidad autónoma, un importante descenso desde los 97.271 animales del año anterior a los 79.821 del recientemente finalizado 2013. Este descenso es superior en más de cinco puntos al que se ha sufrido en España donde en 12 meses se ha pasado de llevar a matadero 1.050.237 animales de esta especie a 922.622.

Un 7,25 por ciento han caído los sacrificios de PORCINO, cifra muy significativa teniendo en cuenta los censos con los que cuenta esta especie. Hasta noviembre de 2013 fueron a mataderos en Castilla y León 4.863.435 animales de esta especie frente a los 5.243.349 de 2012. Ese dato es muy superior al de España donde prácticamente se han mantenido los datos anuales de sacrificios con 38.232.938 en 2013 y 38.103.132 en 2012.

El sector del EQUINO también ha vivido una tendencia de descenso que alcanza aquí el 19,40 por ciento pasando de los 9.539 animales de 2012 a los 7.688 de 2013.

Esta tendencia negativa sólo la rompen dos sectores en Castilla y León. Por un lado, el de las AVES que ha visto como subían sus sacrificio en un 1,62 por ciento al subir desde las 53.843 animales de 2012 a los 54.713 de 2013, rompiendo además la tendencia bajista de España que es del 1,14 por ciento.; y por otro, el de los CONEJOS que sube en más de un 4 por ciento desde los 6.371 animales de 2012 a los 6.640 que lo han hecho hasta noviembre de 2013, dato que contrasta con la caída vivido en el conjunto del país del 2,76 por ciento, pues los sacrificios han pasado de los 49.245 a los 47.884 en el periodo de tiempo del informe del MAGRAMA

 

Sección: