Agronews Castilla y León

Los resultados recientemente publicados muestran, afirman desde IFCN, que la tasa de crecimiento de la producción de la leche de vaca en el mundo en 2016 fue la menor desde 1997. Esta menor producción influyó en los niveles de los precios en el mundo al alza vividos en 2017. Desde 2013 además los costos de producción se han reducido desde 39,78 euros a 32,3 €/100 kg de leche en promedio para todas las granjas analizados.

El último análisis de IFCN muestra que la recuperación de precios empezó a mediados de 2016, lo que marcó el fin de la crisis de precios de la leche. Con una clara continuación de la recuperación de precios en un escenario zig-zag iniciado en 2017.

El director general de esta entidad, Torsten Hemme, aseguró que: “Luego de dos años de crisis el precio de la leche se ha recuperado. Pero ahora estamos esperando que comience un nuevo ciclo de precios. El incremento en la producción es una consecuencia lógica, por tanto, el ciclo de precios iniciará con una tendencia a la baja”.

IFCN estima que la producción de leche del mundo alcanzó el nivel de 845.000 millones de litros de leche estandarizada, ECM, (4,0% grasa y 3,3% proteína) en 2016. Con un incremento del 1,1% comparado con 2015, se sitúa por debajo del crecimiento promedio de la producción de un 2,3% y es el menor crecimiento desde 1997.

Según Amit Saha encargado del análisis de las distintas granjas en IFCN: “El descenso en la producción está dado por la pobre economía de los establecimientos que resultó de los bajos precios de la leche en el mundo a lo que se sumaron eventos climáticos adversos”. 

Los datos indican una alta variabilidad en los precios de la leche recibidos por los productores desde 15,2 a 80,5 euros/100 kg ECM en 2016. El precio al productor promedio mundial fue de 37,7 €100 kg ECM estimado en base a 124 granjas típicos analizados de 52 países. Del lado de la producción, IFCN observa una reducción significativa y continua de los costos promedio de producción desde 2013. El costo promedio de 2016 fue de 32,3 €/100 kg ECM, 2,5 euros menor que el de 2015.

Las principales razones del descenso de costos fueron las medidas de los productores para reducirlos y la devaluación de las monedas. Los costos más bajos (por debajo de 35,2 €/100 kg ECM) se encontraron en América Latina, África, Centro-este de Europa y Nueva Zelanda.

Sección: