Agronews Castilla y León

 

  • Con una potencia de 50 MW, la instalación, ubicada en el término municipal salmantino de Villarino de los Aires, generará energía limpia suficiente para abastecer a una población equivalente a 27.000 hogares y evitará la emisión a la atmósfera de 12.000 toneladas de CO2 al año
  • El plan de inversión de Iberdrola en la región prevé la instalación de 1.800 MW verdes en los próximos años, avanzando de esta manera en su estrategia de sostenibilidad

Iberdrola ha obtenido la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable para el desarrollo de uno de sus proyectos fotovoltaicos de Castilla y León, el de la planta Villarino, con una potencia de 50 megavatios (MW), ubicada en el término municipal salmantino de Villarino de los Aires.

Esta nueva instalación de producción de energía solar se extenderá sobre una superficie total de 280 hectáreas y contará con más de 382.000 módulos fotovoltaicos. Asimismo, generará energía limpia suficiente para abastecer a una población equivalente a 27.000 hogares, además, evitará la emisión a la atmósfera de 12.000 toneladas de CO2 al año y representará una inversión de más de 33 millones de euros.

Su construcción contará con un importante componente local, tanto de proveedores industriales como por la involucración, en períodos punta de trabajo, de hasta 250 trabajadores, hasta su puesta en operación, prevista este mismo año, lo que contribuirá a la dinamización de la economía y el empleo en la zona.

 

Un líder mundial en energías limpias en Castilla y León

Con la nueva planta, Iberdrola reforzará su compromiso con Castilla y León, que se consolida como un centro relevante de desarrollos renovables en el ciclo inversor de la compañía a 2025, donde ya gestiona más de 5.100 MW -hidráulicos y eólicos-, convirtiendo a esta comunidad autónoma en la región con más megavatios ‘verdes’ instalados por la compañía.

Además, también en Salamanca, Iberdrola invertirá 200 millones en construir otra planta fotovoltaica en Ciudad Rodrigo - 318 MW -, una de las mayores instalaciones de este tipo en Castilla y León.

El proyecto de la planta fotovoltaica de la compañía en Miróbriga involucrará a proveedores industriales de la zona y creará hasta 800 puestos de trabajo en periodos punta. Llegará a abastecer a 150.000 hogares y evitará la emisión de 75.000 tCO2 anuales.

El plan de inversión de Iberdrola en Castilla y León prevé la instalación de 1.800 MW verdes en los próximos años, avanzando de esta manera en su estrategia de sostenibilidad, basada en la electrificación de la economía y orientada a la lucha contra el cambio climático y la creación de riqueza y empleo en las comunidades donde opera.

Iberdrola trabaja en numerosas iniciativas que conjugan la instalación de proyectos renovables con la conservación de la diversidad biológica de los ecosistemas cuidando flora, fauna y patrimonio natural. La convivencia de estas plantas de generación renovable con actividades relacionadas con la agricultura, la ganadería o la horticultura, son una muestra más del compromiso de la compañía con preservar la biodiversidad.

 

Inversiones verdes para promover la recuperación económica y el empleo

Iberdrola está convencida que la transición energética puede actuar como agente tractor clave en la transformación del tejido industrial y en la recuperación verde de la economía y el empleo.

De esta manera, los pueblos emergen como garantía de futuro con numerosas iniciativas en torno a principios ‘verdes’ que impulsan su actividad y a su población. Es el caso de estos pueblos castellanos y leoneses, rodeados por instalaciones de generación de energía 100% renovable, que se suman a otros proyectos cercanos que Iberdrola está impulsando y que contribuirán a una recuperación sostenible de la crisis y permitirán crear empleo local.

Sección: