Agronews Castilla y León

 

  • Ha planteado al MAPA la necesidad de buscar soluciones que palien la difícil situación que atraviesa el sector del cerdo ibérico
  • Otros sectores industriales también están observando una enorme caída en ventas, seguida de anulaciones de pedidos y anuncios de retrasos en los cobros
  • Asimismo, se ha pedido a FIAB que se sume a dichas peticiones, necesarias para estos sectores esenciales en la cadena de suministro de alimentos

IBERAICE, agrupación que representa a la industria del cerdo ibérico dentro de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE), advierte de la urgencia de poner en marcha medidas de ayuda para el sector del ibérico, muy afectado por el cierre de la hostelería y restauración.

Estas peticiones se han canalizado a través de ANICE, que está en permanente contacto con la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) para trasladar las incidencias sectoriales que están surgiendo en los sectores industriales como consecuencia de la crisis del coronavirus, las cuales se están comunicando al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (MINCOTUR).

Pese a que la industria cárnica continúa manteniendo su actividad y producción en aquellas empresas y subsectores que pueden hacerlo, para asegurar el abastecimiento de alimentos, determinados sectores industriales están sufriendo graves problemas por el cierre del canal Horeca.

Los productos derivados del cerdo ibérico forman parte fundamental de la oferta gastronómica de restaurantes y hoteles, pero el sector se ha visto afectado tras el cierre de dichos establecimientos, habiéndose ocasionado una enorme caída en ventas, seguida de anulaciones de pedidos y anuncios de retrasos en los cobros.

La preocupación por que esta situación se mantenga crece en el sector del ibérico y las consecuencias ya se están comenzando a sentir.

Cabe destacar que otros sectores industriales también están experimentando las graves consecuencias del cierre del canal Horeca, como es el caso del porcino, ovino y caprino y también del vacuno. Productos como los cochinillos, lechazos y cortes de vacuno de calidad han observado cómo sus productos han dejado de solicitarse, al igual que los del ibérico.

El parón en la demanda por parte del canal Horeca también ha influido en el consumo de todos estos productos, ya que no es habitual que se preparen en los hogares. Pese a que se esté animando a los consumidores a que opten por adquirir estos productos en sus hogares, los sectores industriales todavía se ven con mucho producto al que no pueden dar salida.

Ante esta situación, se ha pedido al Ministerio de Agricultura la urgencia de desarrollar determinadas medidas específicas de ayuda para este y otros sectores vinculados al canal Horeca, y ha pedido también a FIAB que se sume a estas peticiones, entre las que destacan:

  • La reducción de impuestos a los sectores más directamente afectados por el cierre de la hostelería y restauración.
  • La subvención de los tipos de interés de los préstamos del ICO o avalados por el Estado.
  • La apertura del almacenamiento privado para los productos vinculados al canal Horeca, como instrumento que permita seguir el funcionamiento del sector, de forma que las carnes de los animales sacrificados se almacenen en congelación. La falta de demanda está parando al sector, lo que supone dejar de sacrificar a los animales. El almacenamiento privado puede ser de ayuda en esta situación.
  • Que dicho almacenamiento privado se extienda a los productos del cerdo ibérico, así como a los jamones y paletas curados, cochinillos, carne de cordero y cortes de vacuno de calidad, así como a los jamones en curación en los secaderos.
  • La recuperación de las restituciones a la exportación, con el fin de incentivar el comercio exterior.

Por su parte, ANICE considera imprescindible que, tan pronto acabe el estado de alarma, desde el Ministerio de Agricultura se desarrollen campañas de promoción del consumo interno, de manera que se incentive el consumo nacional de estos productos y los sectores puedan comenzar a recuperar sus pérdidas.

Igualmente será necesario apoyar el comercio exterior, pues no cabe duda de que se verá afectado, a medida que las medidas de lucha contra el coronavirus se extienden por el mundo.

Asia mantiene la demanda, pero Europa está disminuyendo las compras por las medidas de cuarentena, y lo mismo esperamos que ocurra en Iberoamérica.

Por todo ello, habría que hacer un esfuerzo por desbloquear mercados cerrados, como el de Rusia, ya que ahora podría ser el momento oportuno, ante la crisis y el riesgo de desabastecimiento.

Tags: 

Sección: