Según el Ministerio de Agricultura de aquel país

La producción de hortalizas durante 2023 aumentó, en Alemania, un 4 %

  • El 15% de la superficie total de cultivo de hortalizas se cultivó de forma ecológica

José Ignacio Falces

28 de febrero de 2024

hortalizas

En 2023, unas 5.970 explotaciones agrícolas de Alemania recogieron 3,9 millones de toneladas de hortalizas, según el Ministerio de Agricultura.

Esa estadística supuso un 4% más que en 2022 y un 2% más que la media de los años 2017 a 2022, y eso pese a que la superficie de hortalizas se redujo en un 3% a 122.800 hectáreas en comparación con 2022. Siendo las hectáreas dedicadas a estos cultivos un 4% menos que la media de los años 2017 a 2022.

hortalizas

El 15% de la superficie total de cultivo de hortalizas se cultivó de forma ecológica

Las explotaciones ecológicas produjeron un total de 480.000 toneladas de hortalizas en unas 18.400 hectáreas. Esto corresponde al 15% de la superficie total de cultivo de hortalizas y al 12% de la recogida global.

En comparación con 2022, la superficie cultivada ecológicamente aumentó un 3% y el correspondiente volumen de cosecha un 11%. Mientras que si la comparativa se lleva a cabo con la media de los años 2017 a 2022, se produjo un aumento del 15% en la superficie de cultivo ecológico de hortalizas y un aumento del 25% en el volumen de cosecha. El significativo aumento del volumen de cosecha se debe también a que se amplió principalmente el cultivo de hortalizas con un elevado peso por unidad de superficie, como remolachas, cebollas, calabacines y zanahorias.

Subrayar que, en estos datos aportados por el Ministerio de Agricultura de Alemania, se incluyen las cifras de aquellas granjas que ya tienen la calificación completa de ecológicas, no aquellas que se encuentran en el periodo marcado por la normativa como de conversión.

El volumen de producción de zanahorias aumenta un 2% y el de cebollas es el mayor desde 2012

hortalizasComo en años anteriores, el mayor volumen de cosecha en Alemania en 2023 lo alcanzaron los productores de hortalizas con el cultivo de zanahorias, con algo más de 796.700 toneladas (+2% respecto al año anterior).

La segunda hortaliza con mayor volumen de recogida fue la cebolla. Con 666.300 toneladas (+15% respecto a 2022), fue el mayor volumen de cosecha desde 2012.

La col blanca ocupó el tercer lugar con 398.500 toneladas (+4%) a pesar de un nuevo descenso de la superficie cultivada, seguida de los pepinillos con 193.700 toneladas (+15%) y la lechuga iceberg con 121.200 toneladas (-13%).

En cuanto a la superficie total de hortalizas cultivadas al aire libre (121.500 hectáreas), los espárragos, muy populares en Alemania, volvieron a ser el cultivo hortícola más popular con algo menos de 23.900 hectáreas (-5% respecto a 2022), de las cuales 20.400 hectáreas eran aptas para la recolección (-4%). En el cultivo de espárragos se hace una distinción entre la superficie cultivada total y la superficie cultivada productiva, ya que los espárragos no se pueden recolectar en el año de plantación o siembra como otras hortalizas. 

En segundo lugar, como ya sucedió en 2022, se situaron las cebollas con 15.100 hectáreas (+0,1%) y las zanahorias en tercer lugar con una superficie de 13.500 hectáreas. Le siguen la col blanca y la calabaza con 5.300 hectáreas cada una (-2 % y +10 % respectivamente) y las judías arbustivas con 4.400 hectáreas (-1 %).

 

El cultivo de lechuga, en su nivel más bajo desde 2012; el de calabaza alcanza su máximo en 2023

El cultivo de casi todos los tipos de lechuga se ha reducido constantemente en Alemania en los últimoshortalizas años y ahora ha alcanzado su nivel más bajo desde 2012 con una superficie de cultivo de 12.600 hectáreas (-14% en comparación con 2012) y un volumen de cosecha de 297.400 toneladas (-29%). Solo la lechuga romana ha ganado en popularidad: Su volumen de cosecha se ha más que duplicado, pasando de 22.300 toneladas en 2012 a 46.800 toneladas en 2023.

Mientras, las calabazas produjeron una cosecha de 70.000 toneladas en una superficie de 2.600 hectáreas en 2012, su importancia para el cultivo alemán de hortalizas ha aumentado ahora significativamente. En 2023, se cosecharon alrededor de 101.700 toneladas en un total de 5.300 hectáreas (+47% en comparación con 2012). Esto corresponde al 4% (2012: 2%) de la superficie total de cultivo de hortalizas y al 3% (2012: 2%) de la cosecha total.

Dos tercios de la superficie de cultivo de hortalizas en campo abierto se localizaron en cuatro estados federales

En 2023, las hortalizas se cultivaban en nada menos que 121.500 hectáreas de campo abierto. Esto significa que la superficie de cultivo, fuera de los invernaderos, descendió un 3% en comparación con 2022.

En la última campaña, las mayores superficies de cultivo de hortalizas al aire libre se encontraban en Renania del Norte-Westfalia con unas nada despreciables 26.200 hectáreas dedicadas a esta actividad, en Baja Sajonia con 22.000 hectáreas, en Renania-Palatinado con 16.900 hectáreas y en Baviera con algo menos de 16.400 hectáreas. En cuanto a la superficie de cultivo de hortalizas, los espárragos fueron la hortaliza más importante en los estados federados de Renania del Norte-Westfalia, Baja Sajonia y Baviera, mientras que en Renania-Palatinado fueron los rábanos.

En los invernaderos, los tomates y los pepinos representaron el 83% del volumen de cosecha

El cultivo de hortalizas  en invernaderos  se mantuvo casi constante en 2023 en comparación con el año anterior, con algo menos de 1.300 hectáreas (+0,3%).

Mientras que si se analiza el  volumen de hortaliza recogida se contabiliza un aumentó de un 5 % hasta alcanzar las 203.700 toneladas.

Los tomates representaron el mayor volumen de cosecha en cultivo protegido por invernaderos con 101.100 toneladas (-1% en comparación con 2022). La hortaliza con el segundo mayor volumen de cosecha fue el pepino, con 68.800 toneladas (+17 %), seguido del pimiento, con algo menos de 16.200 toneladas (-5 %).

Destacar que aunque hemos simplificado la nomenclatura en «invernaderos», aquí el Ejecutivo germano también habla de las cubiertas protectoras altas que son invernaderos fijos o móviles u otras cubiertas protectoras altas de vidrio, plástico rígido o láminas. Estos incluyen redes protectoras y de sombra con un tejido muy denso y un nivel de sombra del 80% o más. Las instalaciones no transitables, como criadoras portátiles, túneles bajos y otros, no están incluidas en las cubiertas protectoras altas, al igual que las redes de sombra con un valor de sombra inferior al 80%, las redes de protección contra granizo, los sistemas temporales de protección contra la lluvia y redes de insectos. 

hortalizas



Share This