Agronews Castilla y León

 

  • Para disfrutar del jardín hay que cuidarlo

Tener un bonito jardín aporta muchos beneficios. Tiene muchas vertientes: puede ser un sitio en el que desarrollar un hobby, un lugar en el que descansar o tomar el sol, en el que tener momentos con amigos o familia, en el que jugar… en definitiva el jardín es una terapia, pero sólo si se cuida bien y se mantiene en condiciones para que se pueda disfrutar de ese contacto con la naturaleza. Y para ello es necesario contar con las herramientas imprescindibles adecuadas.

El cuidado del jardín es una actividad muy saludable. En la web de STIHL podemos encontrar todo lo necesario para ello, como cortacéspedes, cortasetos, motosierras, hidrolimpiadoras, sopladores, robots cortacésped iMOW...… cómodamente desde el móvil o la tablet se pueden adquirir los kits indispensables y sin apenas darnos cuenta estaremos recibiendo una buena dosis de vitamina D, tan importante para la salud.

Trabajar en el jardín un par de horas es una excelente opción para mantenerse activo y luchar contra el sedentarismo. Pero para ello hay que tener algunas herramientas básicas sin las cuales sería difícil realizar la actividad y disfrutar al máximo de ese espacio.

Entre los elementos más básicos está el rastrillo. Su función es indispensable para mantener limpia la zona en la que vamos a trabajar de restos de hojas secas, malas hierbas o ramas, y de paso sirve para oxigenar la tierra con su movimiento. Si el espacio es más grande, lo ideal es hacerse con un soplador o una barredora.

Para arrancar las raíces que se resisten y plantar en su lugar nueva vida se necesita una azada si el jardín es más acogedor o una motoazada si la superficie es mayor. Es la manera de evitar lesionarse a la hora de hacer un hueco para plantar.

Palas son necesarias al menos dos, una para desempeños más delicados y otra para mover cantidades más grandes de tierra en jardines llenos de vida. Y para cuando esas plantaciones crezcan serán imprescindibles unas tijeras de podar. Hay que elegir una que sea multiusos. Y para cuando las tijeras de podar se quedan muy cortas hay que sacar la motosierra

El trabajo hay que hacerlo con equipamiento de protección individual (EPI); es importante para realizar la actividad de jardinería con total seguridad. Hay que llevar por ejemplo guantes que protejan las manos de cortes. Y unas gafas de protección, sobretodo en determinadas acciones para proteger los ojos de los restos de la poda. Hay que seguir muy bien los consejos y cuando se trata de seguridad nunca es suficiente. Los protectores auditivos serán unos grandes aliados en muchas de las actividades de jardinería. En general, cualquier protección que evite el contacto de la piel con el trabajo.

Cuando ese jardín tiene ya forma, además de la poda es importante la nutrición de las plantas o el césped, y esto va más allá de la proporción de agua indispensable. Un pulverizador ayudará no sólo en el riego sino también como arma para enfrentar las posibles plagas y desparasitar las plantas. Un buen atomizador versátil se adapta a distintas magnitudes y facilita mucho las cosas.

Por último y no menos importante si el jardín tiene césped es fundamental tener un cortacésped. El sustrato o el abono para plantas son ingredientes que tienes que añadir a la lista.

Si el jardín no se cuida con regularidad se llena de hojas y maleza, y prolifera la suciedad. Es mejor ser constante y tenerlo siempre a punto para disfrutar de ese espacio, y más aún cuando se le puede sacar partido con el buen tiempo.

Tags: 

Sección: