José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre la compra de maquinaria muestran como, hasta junio, las ventas han caído un 9,59% en el apartado de tractores, un 10,83% en el de cosechadoras y un 1,15% en el de remolques.

Esta situación se agrava en el caso de Castilla y León donde las reducción rondan el 20% en los tractores, el 24% en las cosechadoras y sólo presentan datos positivos en los remolques con un incremento del 10% en el de remolques

TRACTORES

Las ventas de estos vehículos han caído, hasta el mes de junio de 2018, un 9,59% pasando de 5.518 a las 4.989, destacando la fuerte bajada que se ha apreciado en el último mes que llega al 14,29% tras adquirirse en ese mes 978 frente a los 1.141 actuales.

Si la situación ya negativa en el conjunto de España, en Castilla y León se acentúa con un descenso del 20% bajando desde los 599 del año pasado a los 481 adquiridos hasta la fecha. Seis provincias presentan cifras negativas siendo especialmente significativas las de León o Salamanca donde las reducciones superan el 55% al pasar de 62 a 49 tractores en el caso de la primera y de 79 a 35 en la segunda. Sólo Valladolid se mantiene en la senda positiva con un ascenso del 57% al subir desde los 121 a los 190, impulsada por los buenos datos del primer mes de 2018.

COSECHADORAS

En este apartado, a nivel nacional se produce una reducción del 10,83% cayendo las ventas desde las 240 en los seis primeros meses de 2017 a las 214 cuantificadas hasta el momento.

Ese dato se duplica en Castilla y León hasta el 24% reduciéndose desde las 70 previas a las 53 actuales. Valladolid, Ávila y León presentan aquí cifras positivas, así en la provincia vallisoletana se ha pasado de 5 a 8; en la abulense de 1 a 4 y en la leonesa de 4 a 8. Por el contrario, en una de las zonas más cerealistas como es Burgos se aprecia una caída del 36% desde las 11 a las 7 cosechadoras compradas este año.

REMOLQUES

Para finalizar y en referencia a los remolques, en España se produce una suave bajada del 1% al reducirse desde 622 a 602.

Por el contrario, en Castilla y León se aprecia un aumento en ese mismo porcentaje al ascender desde los 421 a los 466. Destacar las subidas de Ávila y Segovia donde se pasa de 23 a 75 y de 31 a 41, respectivamente, mientras que en Burgos y Zamora se aprecian mermas del 15% al reducirse desde 68 a 56 en la burgalesa y de 55 a 47 en la provincia zamorana.

Sección: