Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • Con una inversión de 8 millones han reconstruido la planta incubadora de Alija del Infantado (León) arrasada por un incendio en 2016

El 3 de noviembre de 2016 las llamas devoraron la planta de incubación de huevos del Grupo Oblanca en la localidad leonesa de Alija del Infantado, pocos días después de ese fuego, la empresa se comprometió a volver a levantar las instalaciones y 19 meses más tarde, han vuelto a estar en funcionamiento, lo hacen con mejor tecnología y con más empleo. De los 22 puestos de trabajo que había entonces, ahora hay 35 y se ha pasado de incubar 25 millones de huevos al año, a 40 millones. Datos que ha destacado la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de  Castilla y León, Milagros Marcos, en la inauguración de las nuevas instalaciones en la que, además, ha dado a conocer el Plan 100 que se marca la empresa como reto y que consiste en llegar a los 100 millones de euros de facturación (frente a los 65 actuales) y 100 puestos de trabajo directos, entre los de la planta de Alija del Infantado y el matadero de Onzonilla, donde, además, se realizará otra importante inversión de 12 millones de euros. “Compromiso actual y compromiso de futuro desde el punto de vista social, económico y ambiental”, con un Plan 100 que estima en 650 los puestos de trabajo totales sumando los directos y los indirectos en el año 2020.

 

Empleo femenino

La consejera hizo especial hincapié en que el 50% de los trabajadores de la planta incubadora es mujer y destacó también los datos de crecimiento de la empresa en este año y medio tras el incendio, “ha crecido en actividad, pasando de 8 millones de euros de facturación a 10 millones, ha crecido en actividad real, pasando de incubar 25 millones de huevos a 40 millones de huevos, y también con una mayor generación de empleo”, antes había 22 puestos de trabajo y ahora 35. Compromiso “social acompañado también de un compromiso medioambiental”, ya que la planta utiliza utiliza una tecnología que reduce al mínimo la huella ambiental que produce. A todo ello se suma la “innovación en tecnología de vacunación del huevo, que garantiza la calidad del producto y la seguridad alimentaria en origen del pollo, es decir seguridad alimentaria y trazabilidad.”

Después del incendio de noviembre de 2016, resume el presidente del consejo de Iberavi, Javier Álvarerz Oblanca, se sienten “orgullosos” de poner en marcha una instalación, que esperan que tengan “muchos éxitos como las anteriores”.

 

40.000 huevos vacunados en una hora

En los 14 años de historia de Iberavi (Ibérica de Multiplicación Aviar), la empresa gestiona desde la recría de las gallinas reproductoras hasta la incubación y venta de los pollitos de un día, con la nueva planta el objetivo es avanzar en la “optimización y lograr un producto de máxima calidad”.

Para ello cuenta con maquinaria de incubación con alta tecnología, un sistema de ahorro energético de última generación y una vacunadora en huevo, con capacidad para vacunar 40.000 huevos a la hora, “que asegura una eficacia del 100% en el proceso”.

 

La historia de la planta de incubación

La idea surgió en el año 2000 en la dirección de Oblanca y se materializó cuatro años más tarde, en 2010 se amplió y en 2016 un incendió dejó completamente calcinadas las instalciones. De las cenizas ha surgido una nueva planta, completamente automatizada, con los últimos avances técnicos y “con la calidad como objetivo principal”, según destaca la empresa. Además se ha sumado un nuevo socio a Ibérica de Multiplicación Aviar, (Iberavi) y ya son tres: Grupo Oblanca, Nutroton y Distribuciones Hidalgo.

Datos técnicos de la nueva planta

INVERSIÓN

8 MILLONES €

FACTURACIÓN ESTIMADA

10,0 MILLONES €

CAPACIDAD ANUAL

40.000.000 HUEVOS

CAPACIDAD ANUAL

32.000.000 POLLITOS

Nº EMPLEADOS

35

SUPERFICIE FABRIL

5.000 M2

 

Sección: