Agronews Castilla y León

 

  • Es la primera reunión del Consejo Asesor Agrario tras el reciente nombramiento de la vallisoletana como responsable del Ministerio de Agricultura y Pesca y Alimentación y Medio Ambiente

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha destacado como uno de los principales objetivos de esta Legislatura consolidar el crecimiento de la renta agraria. 

En este contexto, García Tejerina ha señalado que el avance de 2015 de la renta agraria fue de 24.040 millones de euros, mientras que la renta por UTA (Unidad de Trabajo Anual) que mide la rentabilidad para los profesionales de la agricultura, ha alcanzado los 29.370 millones de euros, su máximo histórico y que mejoran las estimaciones que previamente se habían hecho. Esto significa que la renta por UTA ha crecido en 2015 un 18,5% sobre el año 2011 y un 4% sobre el año 2014. 

Isabel García Tejerina hacía estas manifestaciones tras la primera reunión del Comité Asesor Agrario de esta Legislatura, celebrado hoy en la sede del Ministerio, con la participación de las Organizaciones Profesionales Agrarias ASAJA, COAG y UPA, en la que se ha hecho balance de los últimos años y se han intercambiado puntos de vista para mejorar la posición del sector.

La Ministra ha destacado que buena parte del trabajo de esta legislatura se va a centrar en preparar al sector para una nueva Política Agrícola Común en 2021. En este sentido ha asegurado que se va a negoviar con  Organizaciones Profesionales Agrarias y con las Comunidades Autónomas para establecer la posición española.

García Tejerina ha avanzado que se trabajará en un Plan Estratégico para el sector agroalimentario, dirigido a impulsar el crecimiento y el empleo. “Seguiremos abriendo mercados y profundizaremos en el refuerzo de la posición de los productores en la cadena alimentaria, utilizando todas las herramientas que ofrece la Ley de la Cadena Alimentaria, y con nuevas iniciativas que se pondrán en marcha”, ha añadido. 

También se avanzará en la calidad como factor de competitividad. Según ha reiterado, “hay muchas oportunidades en el mercado mundial y España debe posicionarse en los segmentos de alto valor añadido”. Para ello, se desarrollará un programa de excelencia de la calidad alimentaria, tanto para los consumidores españoles como para los mercados internacionales.