Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • Están convocados por la Plataforma Ganaderos Lácteos Unidos en Valencia de Don Juan a las 12.30

“El sector lácteo se muere”, con este título y una foto de un ataúd, la Plataforma Ganaderos Lácteos Unidos hace un llamamiento a los ganaderos de vacuno de leche de toda España a acudir mañana viernes 3 de diciembre, a las 12.30 a la Casa de la Cultura de Valencia de Don Juan (León) a un encuentro en el que “tomar una decisión” ante una situación “insostenible”. Se trata de una plataforma,  asegura el portavoz, José María Álvarez, que ha nacido para “que no haya dudas de que son ganaderos los que toman las decisiones, los que hagan el movimiento y, después, habrá que apoyarles desde las organizaciones y sindicatos”. Ya han confirmado asistencia ganaderos de Galicia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Cantabria, Asturias y Castilla y León.

Del encuentro saldrá una decisión sobre qué acciones llevar a cabo, no hay nada predefinido, asegura Álvarez, y se contempla “todo”, desde “huelgas de entregas, hasta manifestaciones en la distribución y los centros logísticos. Todas las hipótesis están abiertas para tomar una decisión que nos haga salir del pozo en el que estamos hundidos”.

 

Que la AICA “actué de oficio”

Los números ahogan y hacen imposible que las cuentas cuadren en las explotaciones de vacuno de leche, según resumen Álvarez, entre 2020 y 2021 la luz ha subido un 65%, el gasóleo un 62%, los piensos, un 29%, los plásticos más de 54% hasta el mes pasado, ahora suben más del 72%. En resumen, “el global ha subido más del 33% respecto a 2020 cuando ya casi no se cubría costes”. Eso significa que, actualmente, producir un litro de leche cuesta “40,7 céntimos, un 23% más cuando al ganadero solo le han subido un un 6%, de 32 a 34 céntimos”. Se trata de una “situación caótica que hace que pierdan dinero cada mes, están poniendo de sus cuentas personales y esto es inviable, no pueden seguir más allá de dos meses”. “Vamos a morir arruinados”, explica que hace unos días le dijo un ganadero.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, se comprometió esta semana a buscar medidas concretas para los sectores más afectados, como el lácteo, y pidió que se cumpliese la Ley de la Cadena Alimentaria, para que eso fuese así, expone Álvarez, “la industria debería pagar 40 céntimos por litro de leche” y eso no sucede. Por ello pide al AICA, la Agencia de Información y Control Alimentarios del Ministerio, que actúe de oficio ante esta situación, porque “no pueden pedir a los ganaderos que denuncien” a la industria que les recoge su producto.

En los supermercados la leche sigue siendo “un producto reclamo”, vendiendo en algunas ocasiones incluso por debajo de los costes de producción y se ha convertido en el único producto “que no ha subido en los lineales, no se el porqué, pero no es de recibo que, para que vendan barato en los supermercados, lo tengan que pagar los ganaderos arruinándose. La industria dice que no puede subir porque no se lo permite la distribución”, explica y pone un dato sobre la mesa, si en el supermercado los consumidores pagásemos 6 céntimos más por la leche, supondría 2,1 euros más al mes para una familia media de cuatro personas que tiene un consumo medio anual de 72 litros por habitante.

Los analistas confían en que la crisis de materias primas provocada por la pandemia se estabilice en torno a mediados de 2022, una fecha demasiado lejana para el sector del vacuno de leche, que ya “lleva perdiendo dinero cuatro o cinco meses” y que “no tiene para aguantar más tiempo, ahora mismo en la ganadería de leche se re invierte el beneficio, tienen poco capital y cuando vienen momentos así, están indefensos”. Queda poco tiempo y si “de aquí a finales de año esto no cambia, la mayoría de la ganadería cerrará”.

De una reunión en Valencia de Don Juan nació la Marcha Blanca en 2015 y Álvarez espera que salga “una iniciativa que mueva al sector y haga que esto cambie”.

Tags: 

Sección: