María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

El mundo rural zamorano se sustenta, en su mayoría, de las mujeres y de los hombres que todavía viven en los pueblos de nuestra provincia y que trabajan en el sector agrícola y ganadero.

Son unos 5.000 los agricultores y ganaderos que siguen “sacando para adelante” el modo de supervivencia del medio rural. Hay que recordar que el sector agrario en Zamora cuenta con un total de 237.000 hectáreas de superficie agraria, la mayoría de ella dedicada a los cereales, más de 157.000 hras, eso hace que la provincia sea eminentemente agraria y ganadera. Hay muchos ejemplos de hombres y mujeres del campo que sacan diariamente su labor en los más de cien pueblos que todavía existen en la provincia.

Son todos ellos los que con su quehacer mantienen aún la llama de que muchos pueblos no hayan echado el cerrojo en sus puertas. Hay muchas mujeres que “resisten en la llamada España Vaciada” pero que siguen aun así ejerciendo una labor fundamental para dar de comer al resto del mundo.

Va como ejemplo, el de estas dos mujeres, Maruja Marcos, y Rosa González, dos ganaderas que tienen su explotación en pequeñas localidades de Zamora.

Maruja Marcos es una ganadera de vacuno con unas 60 reses de raza Alistana-Sanabresa, que vive en la localidad de Arcillo, un pueblo de apenas 25 personas que todavía se resiste a desaparecer. La vida de Maruja Marcos es la vida de muchas mujeres en el medio rural y en la España Vaciada ya que compagina su trabajo de ganadera con el de madre y trabajadora fuera de casa. Una lucha diaria que tiene que llevar “lo mejor que puede” para seguir estando en el pueblo y trabajando en un oficio “duro”. “Yo tengo ya más de cincuenta años y no me puedo marchar pero muchas veces dan ganas de dejarlo todo e irse”. “Ahora tenemos esa España Vaciada que hace cuarenta o cincuenta años podían haberla salvado, ahora está agonizando y los pueblos más pequeños va a ser difícil que sobrevivan”, confirma  Maruja. Reconoce esta ganadera que la Administración “tampoco nos lo pone fácil porque nos exige mucha burocracia que al final hace que no puedas sacar mucho trabajo hacia adelante porque estás más tiempo solucionando papeles que dando de comer a tus animales”.

Rosa González es otra ganadera que vive en una pequeña localidad sanabresa de apenas cincuenta vecinos, Santa Colomba de Sanabria, junto a su marido y sus tres hijos mantienen una explotación de ovino de más de 1.000 cabezas. Recientemente ha sido galardonada con el premio TalentA al emprendimiento rural otorgado por la Asociación de Mujeres Rurales y Corteva Agriscente por su proyecto “Pastando con lobos”. Una marca que tiene como objetivo “vender nosotros mismos nuestro producto para que valga más, como es el lechazo”.

Ejemplos de mujeres que perviven en un mundo rural que gracias a la agricultura y ganadería siguen sacando hacia adelante muchos pueblos de la llamada “España Vaciada”.

Tags: 

Provincias: