Agronews Castilla y León

La Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galiciasigue trabajando para tratar de rebajar la presión fiscal que hizo la Agencia Tributaria sobre los agricultores y ganaderos. Recientemente, ha anunciado la creación de un grupo de trabajo que evalúe las situaciones de dificultad fiscal o laboral de estos profesionales y específicamente de aquellas personas jóvenes que cobrasen las ayudas de incorporación al campo para los que se busca  un tratamiento fiscal el más beneficioso posible.

En este sentido, han detallado el trabajo que está haciendo la Xunta para informar a las personas jóvenes incorporadas de cara a poder reclamar los ingresos indebidos a la Agencia Tributaria, una reclamación a la que tienen derecho debido a un cambio de criterio en la forma de tributar de las subvenciones de incorporación al campo. Este cambio de criterio se deriva de una reciente resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional de Galicia, que califica la subvención de incorporación de manera diferente a como hace el Ministerio, favoreciendo este cambio de criterio a la persona joven a la hora de tributar por la ayuda.

En esta línea recordaron el encuentro organizado por la Xunta esta misma semana en Sergude, en el que el catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la Universidade da Coruña, Miguel Caamaño, le explicó a las asesorías fiscales de los beneficiarios de las aportaciones para incorporación, a los propios jóvenes y a los sindicatos agrarios cómo tramitar la rectificación de la declaración del IRPF, con la finalidad de recuperar lo tributado de más por las ayudas recibidas, siempre que correspondan a las convocatorias del 2014 en adelante.

Al mismo tiempo, hacen hincapié en que el Tribunal Económico-Administrativo Regional de Galicia y el propio catedrático Miguel Caamaño coinciden en que estas aportaciones deberían tener la consideración de subvención de capital, lo que supone que aquellos chicos y chicas que imputaron las ayudas en su declaración del IRPF como subvenciones corrientes y de una sola vez, tienen derecho a solicitar una devolución de ingresos indebidos respecto al año en el que imputaron la subvención.

El criterio de imputación que se pretende lograr desde la Xunta es que la subvención percibida por la incorporación de personas jóvenes al campo impute en el IRPF en función de la amortización de la inversión realizada con la ayuda, un período mínimo de cinco años. Este criterio se aplicará a la totalidad de la subvención percibida, al entender que toda ella está dirigida a auxiliar los gastos e inversiones exigidos por la primera instalación.

Reclamación de las personas jóvenes

Así, advirtieron que la solicitud de devolución de ingresos indebidos tiene que hacerse en un plazo máximo de cuatro años desde que se presentó la declaración, por lo que señaló que los jóvenes que imputaron la totalidad de la subvención en la declaración del IRPF correspondiente al año 2014 tienen hasta el 30 de junio de 2019 para reclamar.

Por todo ello, la Xunta está enviando cartas a todos y cada uno de los perceptores de ayuda de los años 2014, 2015, 2016 y 2017 para que conozcan el proceso de tributación de primera mano y sepan qué tratamiento fiscal deben recibir estas aportaciones -debe ser como subvención de capital y no como subvención corriente-. De cara a facilitar los trámites a las personas beneficiarias de las ayudas, en la carta se añade el modelo de solicitud de rectificación de la declaración del IRPF que deben presentar ante la Agencia Tributaria para solicitar la devolución de ingresos indebidos. En total son cerca de 2.000 jóvenes los perjudicados que en su momento recibieron más de 61 millones de euros de la Xunta de Galicia a través de estas aportaciones, dijo José González.

Sección: