Agronews Castilla y León

La innovación, la agricultura sostenible, las perspectivas de futuro y la biotecnología agraria, fueron abordados el pasado 17 de septiembre por Soledad de Juan, directora de la Fundación Antama en las Jornadas "Palencia en el 2000" que organiza ASAJA

En su exposición recordó el compromiso de la Comisión Europea por la agricultura sostenible, único modelo que “permitirá transmitir a las generaciones futuras el legado medioambiental y los recursos naturales únicos que disfrutamos hoy en día en Europa”.

Una agricultura sostenible que, según resaltó Soledad de Juan, se enfrenta al gran reto de producir más con menos. Los recursos medioambientales son limitados, los efectos del cambio climático están cada vez más presentes y la demanda alimentaria es (y seguirá siendo) cada vez mayor. Por ello, para mantener la competitividad del sector agrario, hay que impulsar la investigación, la modernización, la profesionalización, el desarrollo rural, la eficiencia, la sostenibilidad y la innovación con base científica y técnica.

En este marco la biotecnología agraria es una herramienta indispensable para poder hacer frente a estos retos. Soledad de Juan resaltó la creciente apuesta mundial por los cultivos modificados genéticamente (MG) en todo el mundo. “En 2004 un total de 181,5 millones de hectáreas fueron sembradas con semillas modificadas genéticamente por 18 millones de agricultores de todo el mundo, el 90% de éstos fueron pequeños agricultores en países emergentes y en vías de desarrollo”, explicó.

Abordando la situación nacional, Soledad de Juan destacó que España se mantiene como líder europeo con una siembra total de maíz Bt de más de 130.000 hectáreas en 2014. En esta línea criticó que aún a día de hoy los agricultores europeos no puedan sembrar variedades MG que sí cultivan sus competidores internacionales, competidores de los que después dependemos en importaciones.

“Estando demostrada científicamente la seguridad de los cultivos MG como está, la Unión Europea debería apostar abiertamente por la biotecnología agraria para que los agricultores europeos puedan competir en condiciones de igualdad”, resaltó.

Soledad de Juan resaltó que “ la adopción del maíz Bt ha permitido que España redujera desde 1998 a 2013 las importaciones de maíz en más de 853 mil toneladas, con un ahorro de 156 millones de euros. Una contribución clave para el comercio exterior español, que es deficitario en este cultivo”. Datos derivados del informe ’15 años de cultivo de maíz Bt en España: beneficios económicos, sociales y ambientales’ de la Dra. Laura Riesgo.

Para concluir, la directora de la Fundación Antama quiso recordar la importancia de la biotecnología agraria para nuestras relaciones comerciales poniendo como ejemplo la soja. “La importación de soja MG por parte de España ante la alternativa de haber importado solamente soja convencional durante el período 2000-2014 ha supuesto un ahorro para los productores de al menos 55.000 millones de euros”, concluyó. Datos derivados del informe ‘Soja modificada genéticamente: una materia prima insustituible en la Unión Europea. Evaluación de alternativas e impacto económico para la industria de piensos y para el sector ganadero en España’ elaborado por el Doctor Francisco J. Areal.

Sección: