Agronews Castilla y León

 

  • WWF ha elaborado un informe al respecto que trata de responder a esta pregunta

Los grandes carnívoros, como el lobo y el oso, afirman desde la agrupación conservacionista WWF, son especies protegidas indispensables en los ecosistemas españoles que generan enormes beneficios ambientales que incluso pueden ser valorados económicamente, pero su presencia puede causar daños si las actividades económicas humanas no están adaptadas. Minimizar los daños es la clave para compatibilizar la recuperación de las especies y la rentabilidad de las explotaciones. 

Descarga del informe: https://wwfes.awsassets.panda.org/downloads/analisis_sobre_si_funcionan_las_medidas_de_prevencion_de_danos_de_lobo_secem_y_wwf.pdf?fbclid=IwAR0XXIb4uZtDmTT5szlFWemzQpOmhFaI0xK2n0jYorrcXI6DdWVcMn-mEYk

En un nuevo escenario en el que la población de osos cantábricos empieza a consolidarse, y ante la reciente protección del lobo, la adopción de estas medidas y el decidido apoyo público para que el coste económico no recaiga sobre los ganaderos, es más necesario que nunca.

Estas medidas suponen un aumento de costes. Para evitarlo, la Comisión Europea ha dejado clara su voluntad de financiar hasta el 100% de los costes de adquisición y mantenimiento de las medidas de prevención, instando a las administraciones a hacer uso de los fondos disponibles.  

 

Conclusiones del estudio sobre medidas de coexistencia

Los estudios, aseguran desde WWF, demuestran que la efectividad de los mastines, vallados y pastores eléctricos en la reducción de ataques de lobo puede llegar al 100%.
La efectividad de cada medida se incrementa cuando se usan conjuntamente y se implementan tras un estudio previo de la explotación que tenga en cuenta el tipo de ganado, manejo y peculiaridades geográficas de la zona.

Además, las medidas preventivas no sólo son eficaces para evitar ataques de lobo y oso, también previenen otros daños no compensados en muchos casos por la administración, como perros asilvestrados, por lo que aumentan la rentabilidad de las explotaciones.

Sección: