Agronews Castilla y León

Tras la publicación de la propuesta de Reglamento de la Comisión Europea sobre envases y residuos de envases, Freshfel Europe hace un llamamiento a los responsables de la toma de decisiones para que promulguen normas armonizadas de envasado sostenibles y funcionales en la UE para las frutas y hortalizas frescas. La propuesta actual se dirige al sector de los productos frescos con medidas desproporcionadas y discriminatorias en comparación con otros sectores alimentarios, prohibiendo todos los envases de un solo uso para frutas y hortalizas frescas. Aunque el sector de las frutas y hortalizas frescas apoya los movimientos hacia cadenas de suministro más circulares y sostenibles, incluidos los tipos y materiales de envasado, los esfuerzos deben dirigirse a través de soluciones basadas en la ciencia con resultados reales, en lugar de prohibiciones impulsadas políticamente. En los últimos meses, las divergencias entre las legislaciones nacionales sobre envases han empezado a poner en peligro el buen funcionamiento del mercado único y a añadir costes innecesarios para los operadores.

El 30 de noviembre, la Comisión Europea publicó su esperada propuesta de Reglamento sobre envases y residuos de envases. Según la nueva propuesta, los envases de plástico de un solo uso, los envases compuestos de un solo uso u otros envases de un solo uso para frutas y hortalizas frescas de menos de 1,5 kg estarán prohibidos en el mercado único. Freshfel Europe aboga por una normativa comunitaria de envasado armonizada, sostenible y funcional para las frutas y hortalizas frescas en el marco de la propuesta, pero sin medidas desproporcionadas y discriminatorias. Ninguna otra categoría de alimentos está específicamente contemplada en el Reglamento, que supuestamente define normas generales para los envases que circulan en el mercado único.

Freshfel Europe aboga por que los esfuerzos de sostenibilidad de los envases se dirijan a través de soluciones basadas en la ciencia con resultados reales para la mejora de la sostenibilidad. La Asociación no apoya las prohibiciones generales impulsadas políticamente, como la prohibición de la propuesta, que no están respaldadas por los debidos análisis de la huella medioambiental. Philippe Binard, Delegado General de Freshfel Europe, comentó: "El sector de las frutas y hortalizas frescas se ha comprometido a mejorar la sostenibilidad de la categoría para ayudar a alcanzar el objetivo de neutralidad climática de la UE para 2050. Lo hemos demostrado a través de nuestro largo uso de los sistemas de pool de palés reutilizables y las recientes inversiones, como en las etiquetas compostables domésticas. Sin embargo, la normativa de la UE en materia de envases debe ser proporcionada y traducirse en beneficios reales para el medio ambiente". El Sr. Binard añadió: "Las normas de envasado de la UE deben reflejar las necesidades del sector de utilizar envases funcionales y lo más beneficiosos posible para el medio ambiente, con el fin de ofrecer a los consumidores de la UE productos de alta calidad y seguros para una dieta sana y sostenible, sin consecuencias imprevistas como el desperdicio de alimentos".

Freshfel Europe apoya la exención que la propuesta concede a la prohibición de frutas y hortalizas cuando exista una necesidad demostrada de evitar la pérdida de agua o de turgencia, los riesgos microbiológicos o los choques físicos. Sin embargo, no se define ni una lista de productos exactos ni cómo deben demostrarse estos aspectos. La Asociación también apoya el mandato de la propuesta sobre el uso de etiquetas de productos frescos compostables industrialmente, con un periodo de transición de dos años.