Diego Villacorta - Agronews CyL
  • El ingeniero agrónomo ha charlado sobre el pasado presente y futuro en el programa Es el Campo de Castilla y León en Es Radio.

En el campo castellanoleonés su cultivo recientemente se ha disparado por el buen rendimiento tanto a nivel productivo como de precios que genera. Sin embargo, este año la colza se ha topado con la sequía que ha lastrado las previsiones fijadas. Como dato, este año se habían sembrado 34.810 hectáreas en Castilla y León pero en algunos lugares como león donde se siembra casi un 9 por ciento del total, la campaña está perdida: "Septiembre y octubre no hubo lluvias ye so retrasó el desarrollo del sembrado, muchos agricultores ni siquiera lo iniciaron" asegura Francisco Sánchez, ingeniero agrónomo perteneciente a la cooperativa ACOR en su intervención en el programa Es el Campo de EsRadio Castilla y León.

A ello se unieron las heladas del mes de mayo que terminaron de rematar una campaña ya de por sí perjudicada, si bien Sánchez ha asegurado que la pérdida no es "catastrófica". Además se produjeron numerosos daños en silícuas que habían cuajado y que provocaron daños en las propias semillas y la plaga del gorgojo a principios de año que, junto a los topillos, han sido semillas que han ido cuajando. De hecho cifra en 3.800 hectáreas de las más de 34.000 sembradas.  

 

EN DOS DATOS

  • Unas 1.000-2.000 hectáreas sembradas este año han tenido que levantarse porque los herbicidas residuales de cultivos anteriores han perjudicado a la planta.
  • En 15 años se ha pasado de cultivar unas 400 hectáreas de colza a las casi 40.000 actuales.

 

 

Pérdidas que se multiplican cuando este cultivo oleaginoso es uno de los que más rentabilidad genera a productores y cooperativas. En las lonjas, su precio oscila en los 340 euros la tonelada e intenta quitarse el estigma de aquella partida de colza que hizo retirar el producto a nivel alimentario de todos los supermercados: "El 60 por cientod e la grasa de este aceite es rica en ácido oleico pero aún hoy en día es difícil competir contra las tradicionales", señala.

ACOR ha desarrolado en los últimos 15 años una campaña de promoción e investigación continua para convencer a sus socios cooperativistas de la bondad de un cultivo rotatorio tanto para secano como para regadío, que controla mejor las hierbas y que, en lo agronómico, supone unos rendimientos no solo superiores para el cultivo, sino que deja un caldo para el trigo que se cultive en rotación con incrementos en sus rendimientos de hasta el 15 por ciento. 

"El boca a boca entre agricultores es fundamental porque ven que la colza le genera mucha rentabilidad al vecino"

Y a ello se suma la utilización no solo del aceite que genera la planta sino, también, para aquellos ganaderos que deciden alimentar a sus cabezas de ganado o , más recientemente, quienes lo utilizan como biocombustible para diferentes vehículos o maquinaria: "El 50 por ciento del grano que entra a la fábrica es harina y hemos conseguido encontrar un nicho en Castilla y León para pasto de cabañas ganaderas". Sobre el proyecto, inicialmente pensado para crear biodiesel, Sánchez se muestra pesimista a corto plazo: "Aún no se han dado las condiciones para legislarlo, la mayoría de biodiésel se hace con aceite de palma del sudeste asiático a día de hoy aquí no tiene futuro".

Aún así se muestra convencido de las propiedades de la colza, destinada en su gran mayoría a la exportación a centroeuropa (alimentación) Francia y Alemania mientras seguirán luchando por cambiar la imagen dentro de España, uno de los principales productores en la investigación, para que consiga situarse en los lineales del emrcado alimentario. Al tiempo.

Tags: 

Sección: