Agronews Castilla y León

La obligación de etiquetar el origen de la carne servida en la restauración fuera del hogar pasará a ser obligatoria, en Francia, el 1 de marzo de 2022 gracias a la publicación de un decreto el pasado 27 de enero en el Diario Oficial . Esta disposición es el resultado de un largo procedimiento, en particular legislativo, iniciado por los Estados Generales de la Alimentación llevado a cabo en 2017.

Ya en los Estados Generales de 2017 y los trabajos parlamentarios que siguieron en el marco de la ley Egalim de 2018, había surgido el tema del origen de la carne en la restauración fuera del hogar. Por ello, en 2019, el Gobierno inició consultas con los profesionales de la agricultura y la restauración y las asociaciones de consumidores sobre un proyecto de decreto destinado a hacer obligatorio el etiquetado del origen de la carne servida en la restauración fuera del hogar con el fin de reforzar la información a disposición de los consumidores.

Tras un procedimiento que requirió la aprobación de la Comisión Europea y un importante trabajo legislativo finalizado en la ley Egalim2 de octubre de 2021, se publicó un decreto para reforzar las indicaciones de origen de la carne en los restaurantes.

Así, a partir del 1 de marzo de 2022, se deberá indicar el origen de las carnes (cerdo, ave, cordero, ovino) que se sirvan en todos los servicios de restauración fuera del hogar (comedores, restaurantes, restaurantes de empresa), al igual que ya se hacía con la carne de vacuno desde 2002.

 El etiquetado del origen de la carne debe mencionar el país de crianza y el país de sacrificio, ya sea que se trate de carne fresca, refrigerada, congelada o ultracongelada.

Esta nueva obligación responde a las fuertes expectativas de los consumidores de transparencia y trazabilidad sobre el origen de los productos que consumen. Con la publicación de este decreto, el Gobierno responde a una solicitud legítima y ofrece más información para que los consumidores puedan tomar decisiones informadas sobre alimentos.

Si la información sobre el origen de la carne ya se facilitaba a los consumidores en supermercados y carnicerías, sólo la del origen de la carne de vacuno era hasta ahora  obligatoria en la restauración fuera del hogar. Esta nueva normativa permite ampliar la información a la carne de cerdo, ovino y aves.

Sección: