Agronews Castilla y León

Se han confirmado 31 casos de peste porcina africana desde principios de enero en jabalíes en el noroeste de Italia. Esta enfermedad viral, inofensiva para los humanos, es fatal para los cerdos y los jabalíes. El Ministerio de Agricultura y Alimentación de Francia llama a la vigilancia de todos y al estricto cumplimiento de las medidas de bioseguridad para proteger el territorio francés.

La peste porcina africana (PPA) es una enfermedad viral de los cerdos y jabalíes con graves consecuencias para la salud animal y la economía de la industria porcina. Una verdadera plaga en Asia, la peste porcina africana circula desde hace diez años en Europa del Este y fue detectada en septiembre de 2020 en Alemania. Se acaba de confirmar en enero de 2022 en Italia, en Piamonte y en Liguria, en jabalíes, a menos de 100 km de la frontera francesa.

La enfermedad es transmitida por animales, equipos, vehículos y personas infectadas que han estado en contacto con animales infectados. También se transmite a través de carnes y embutidos de animales infectados que pueden ser consumidos por jabalíes o cerdos domésticos. Hasta la fecha, no existe vacuna ni tratamiento para el virus.

En respuesta a esta situación, se acaba de elaborar un Plan de Acción que asocia a socios públicos y privados bajo los auspicios del Ministerio de Agricultura y Alimentación para proteger el territorio francés. Gira en torno a tres ejes principales: prevención, vigilancia y preparación para el combate en caso de que el virus llegue a afectar el territorio. La implementación del Plan prevé la movilización inmediata de actores y el rápido despliegue de medidas. Se dirige a profesionales del sector porcino (criadores, propietarios de jabalíes y cerdos, transportistas, etc.), cazadores, agentes regionales, viajeros. El plan de acción se puede ver aquí .

Más allá de las acciones implementadas en el sureste, el cumplimiento de las medidas de bioseguridad sigue siendo imperativo a nivel nacional. El riesgo de introducción del virus por el transporte y los flujos de pasajeros de Europa del Este a través de alimentos contaminados constituye una amenaza permanente para el sector porcino francés en toda Francia.

“Francia está libre de peste porcina africana y es imperativo que siga así. Hago un llamamiento a la responsabilidad de todos, en nombre de la protección de la salud animal, de nuestras explotaciones y de todo el sector ”, dijo Julien Denormandie, Ministro de Agricultura y Alimentación.

Sección: