Puede ser que BNK España haya decidido abandonar el proyecto de extracción de hidrocarburos de Sedano, que preveía la apertura de seis pozos entre Merindad de Río Ubierna y Valle de Sedano. Sin embargo, el peligro de la fractura hidráulica, o fracking, sigue muy vivo en la provincia burgalesa. Al menos así lo entienden las alrededor de doscientas personas que se han concentrado esta mañana en Masa, en el emplazamiento en el que estaba prevista la apertura de una de los pozos, formando la frase ‘Fracking en ningún sitio’.

Por segundo año consecutivo, la Junta Vecinal de Masa, la Asamblea contra la Fractura Hidráulica y la Asamblea Vecinal Urbel-Rudrón han organizado una romería reivindicativa para demostrar que el rechazo a la fractura hidráulica sigue vivo, ya que la mayor parte de los permisos vinculados con Burgos continúan activos. Reconocen que el permiso de Sedano está “supuestamente descartado” por la canadiense, pero permanece recogido en el geoportal de hidrocarburos con el que cuenta el Ministerio de Industria.

No existen “garantías” de que el fracking vaya a dejar de ser una amenaza a corto plazo

Además, BNK España parece mantener el interés por el otro proyecto de extracción, el de Urraca, que también plantea seis pozos entre Medina de Pomar, Merindad de Cuesta Urría y Villarcayo. Y no solo eso, recuerdan desde la organización. Y es que activo continúa también el permiso de Álava, el de perforación de Angosto (Burgos) y el proyecto de Alfoz de Bricia, si bien es cierto que en este caso se trata de gas convencional. Así que, la protesta contra el fracking debe continuar activa mientras no existan “garantías” de que deja de ser una amenaza para Burgos.

La concentración ha sido el acto central de la jornada reivindicativa, que ha contado por la mañana con bailes regionales y un baile vermut, y una comida popular. Para la tarde está previstauna mesa redonda sobre la fractura hidráulica y mucha música, hasta altas horas de la madrugada.

Patricia Carro - www.burgosconecta.es

Sección: