Agronews Castilla y León

 

  • El olivar, con 12 millones de pérdidas, es el cultivo más afectado. “Son estimaciones a día de hoy, en las que aún falta por valorar las pérdidas en el cereal, que tendrá que esperar a que desaparezca la nieve, pero los daños a futuro serán aún más cuantiosos”, apunta el presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Madrid (Asaja), Francisco José García

La borrasca Filomena ha arrasado literalmente el campo de la Comunidad de Madrid. Según las estimaciones de ASAJA Madrid, los daños ocasionados por el histórico temporal en la agricultura y la ganadería de la región ascienden a día de hoy a 21 millones de euros. “Cifra que aumentará una vez desaparezca por completo la nieve y podamos cuantificar las pérdidas de cereales”, advierte el presidente de la asociación, Francisco José García.

El olivar es el cultivo más afectado. Si bien ya se habían recogido 27 de los 90 millones de kilos de aceitunas que se producen en el campo madrileño, aún quedan 63 millones de los que se podrá recoger “en el mejor de los casos” el 50%, lo que se traduce en una pérdida de 12 millones. A esto hay que sumar las ramas rotas, árboles caídos y los árboles que no sobreviven a las heladas, por lo que los daños a futuro también serán cuantiosos: “hablamos de pérdidas a futuro de 10 millones de euros por año hasta que el olivar vuelva a su situación actual”, subraya García.

La nevada también ha afectado a la totalidad de los invernaderos de la región dedicados al cultivo de hortalizas, lo que se traduce en daños para estos agricultores de 3 millones de euros.

Queda aún por valorar las pérdidas en los cultivos de cereales, ya que habrá que esperar a que la nieve desaparezca por completo. “Aquellos que han sembrado pronto no se verán afectados, pero en el caso de las siembras más tardías quizá las raíces no hayan aguantado las temperaturas tan extremas y se pierda la cosecha”, explica el presidente de Asaja Madrid.

En cuanto a la ganadería, las primeras valoraciones son de 6 millones de euros, pero este dato aún no es definitivo ya que muchos ganadores están accediendo ahora a sus explotaciones y fincas. Así, el balance actual ronda el millón de euros en pérdidas por cabezas de ganado muertas, más unos 5 millones de euros por derrumbamiento de naves, edificaciones y maquinaria, “sin contar los costes adicionales para poder retirar la nieve de los caminos”.

“Este primer balance es a día de hoy y para este invierno, pero las consecuencias seguirán los próximos años, ya que pasará mucho tiempo hasta que el sector recupere su ritmo normal”, sostiene García.

Por ello, desde ASAJA Madrid piden la solicitud de Declaración de Zona afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil para hacer frente a las pérdidas millonarias ocasionadas por Filomena, y sobre todo y lo que más preocupa a agricultores y ganaderos, a los efectos que este temporal va a ocasionar en la producción de los años venideros.

 

 

Sección: