Agronews Castilla y León

FERDUERO denuncia que el canal de regantes del Páramo Bajo ha sufrido ya más de 100 reventones y problemas de todo tipo desde su puesta en marcha en 2010. Esta situación ha provocado que la comunidad y regantes estén "cansados" de una situación a la que han aportado financiación por encima de los 16,6 millones de euros en las obras de modernización de estos regadíos.

En un comunicado de prensa se analizan buena parte de los probelmas que han soportado los agricultores. A día de hoy, 3 de junio, 102 reventones que causan cortes en el riego, rompen toda la programación del mismo y provocan inundaciones que ocasionan daños a terceros, han llegado a producirse siniestros cuya indemnización ha alcanzado los 15.000 €. Cada vez que se produce una rotura, se perjudica a muchos agricultores, porque hay que cortar ramales enteros para proceder a su reparación. Además, las tuberías se han llenado de piedras, que al moverse con la presión del agua, no sólo han ocasionado nuevos daños en dichas tuberías, sino también problemas en hidrantes, filtros, válvulas, ventosas, etc. Se han rajado tuberías casi completamente en horizontal, producido fugas en las uniones y fugas y reventones en piezas especiales por defectos de construcción al realizar los ensamblajes, mala ejecución de la base de la solera que hace que los tubos se descalcen de su rasante, vicios ocultos en los materiales, etc. Algo inconcebible en una obra tan joven, aseguran desde FERDUERO, y que pone en evidencia los fallos en los materiales empleados, en la ejecución de la obra y en la dirección técnica de la misma.

A esta ya complicada situación se suman problemas graves en las remotas, según aseguran desde la propia comunidad de regantes se llevan sustituidas más de 120 y siguen fallando así como en el frontal de comunicaciones que imposibilitan la labor de telegestión del riego, lo que provoca un incremento en el consumo de agua y energía. Tampoco cumplen su función correctamente las baterías y los armarios de recarga, lo que ha llevado a los agricultores a tener que instalar paneles solares en muchos hidrantes.

Además, se han producido elescalzamiento y hundimiento de las casetas donde van colocados los hidrantes y las ventosas por efecto del agua por no tener un asentamiento sólido lo que está provocando y puede provocar aún más en el futuro averías y fallos en los componentes que custodian.

Todo esto, afirman desde FERDUERO, esta provocando un importante aumento de los costes en energía pues se han visto obligados los agricultores a  incrementar la contratación de las potencias necesarias para poder suplementar en menos horas los riegos fallidos y el miedo a las continuas roturas ha reducido los riegos nocturnos, que es cuando más costaría detectar los reventones, lo que impide aprovechar al máximo las horas en los períodos en los que la energía es más barata.

Desde esta Federación se ha reclamado  al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tome cartas en el asunto y requiera a la SEIASA una solución inmediata al problema para que la Comunidad pueda hacer uso del sistema modernizado con normalidad. Igualmente se demanda la intermediación de la Junta de Castilla y León ante el Gobierno Central para tratar de solventar esta situación.

Sección: 

Provincias: 

Archivos adjuntos: