Agronews Castilla y León

 

  • La organización de mujeres rurales ha valorado negativamente que el INE insista en no recoger el tamaño de los municipios en su análisis de los datos de violencia machista. “Invisibilizar la ruralidad de la violencia mantiene a las mujeres de los pueblos en una situación más vulnerable”, sentencian desde FADEMUR

 La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) ha estudiado la Estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género de 2021 publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De ella, FADEMUR ha concluido que “no ayuda a mitigar la vulnerabilidad de las mujeres rurales frente a la violencia machista”. Y es que, “a pesar de que lo hemos pedido en múltiples ocasiones, el INE sigue sin disgregar los datos por tamaño de municipio”, han denunciado.

En FADEMUR no entienden esta decisión puesto que las investigaciones demuestran que en los pueblos las mujeres sufren una mayor inseguridad frente a la violencia. “Analizar esta lacra aplicando una perspectiva rural nos ayudará a mejorar el conocimiento, la prevención y la protección en los pueblos”, han dicho desde la organización feminista recordando que, en lo que llevamos de 2022, seis mujeres han sido asesinadas en localidades de menos de 20.000 habitantes.

Preocupación por la juventud

Otra conclusión que destaca FADEMUR es el “preocupante” aumento de las denuncias entre las mujeres jóvenes. La organización ha señalado que, concretamente, las víctimas de violencia machista menores de 18 años aumentaron un 28,6% de 2021 respecto a 2020.

“Es cierto que el aumento de las denuncias puede significar que nuestro trabajo de sensibilización y prevención en esta franja de edad están funcionando”, han explicado desde la federación. “Pero, en todo caso, son índices de violencia inadmisibles que deberían hacernos intensificar nuestros esfuerzos contra este mal, desde los recursos hasta las políticas”.

Cultivando contra la violencia

Desde 2019, FADEMUR lleva a cabo un programa de lucha contra la violencia machista específicamente en los pueblos. Se llama Cultivando Igualdad y a través de sus campañas de difusión ha conseguido impactar en millones de personas, ha conseguido formar o sensibilizar a cerca de 2.400 que han participado en sus talleres y ha extendido una Red de Espacios Seguros contra la Violencia de Género en el Medio Rural por 489 entidades e instituciones, públicas y privadas.

A pesar de estos resultados, en la última edición el Ministerio de Agenda 2030 y Derechos Sociales ha recortado considerablemente su apoyo económico a esta iniciativa. Lejos de desmotivarse, y bajo su compromiso con el ODS 17, desde FADEMUR están buscando alianzas para reforzar este programa que es “imprescindible” para los pueblos: “Las mujeres de los pueblos no vamos a quedarnos de brazos cruzados mientras se ignora nuestra especial situación, seguiremos luchando por que se nos reconozca y proteja igual que aquellas que viven en ciudades”.

Tags: 

Sección: