Agronews Castilla y León

 

  • Tras más de trece horas de mediación, CCOO de Industria y UGT FICA consiguieron arrancar a la patronal el compromiso de que retirará de la mesa las cuestiones que bloqueaban la negociación del convenio colectivo: trabajar en domingos y abaratar la contratación. Ese importante paso, permitió a los sindicatos alcanzar un preacuerdo que les llevó a desconvocar las jornadas de huelga que habían registrado. El futuro convenio amplía derechos y mejora el poder adquisitivo

La unidad de acción sindical y el apoyo de los trabajadores y las trabajadoras del conjunto de la industria cárnica a las movilizaciones y a las convocatorias de huelga que se habían convocado, fueron decisivas para alcanzar el preacuerdo que el pasado viernes, 19 de noviembre, suscribieron CCOO de Industria, UGT FICA y la patronal de la industria cárnica. Al recoger buena parte de las reivindicaciones que incluía la plataforma, los sindicatos procedieron a desconvocar los paros de 24 horas que habían convocado para el 25 y el 26 de noviembre y del 3 al 8 de diciembre. Comienza ahora un proceso abierto de participación y de consulta para explicar el preacuerdo a las personas trabajadoras del sector y para la firma definitiva. 

El futuro convenio, que regulará las condiciones laborales de 115.000 trabajadores y trabajadoras de unas tres mil empresas, tendrá una duración de tres años; incluye en su ámbito funcional al loncheado y al envasado e incrementa las retribuciones de los contratos en prácticas. La subida salarial será del 3% desde enero de 2021 y del 2,75% para 2022. El último año de vigencia, las y los trabajadores cobrarán un 2,5% más. Además, se garantiza que nadie perderá poder adquisitivo durante estos años. 

En lo que se refiere a la ordenación del tiempo de trabajo, se ha conseguido que la jornada diaria sea de ocho horas de trabajo efectivo. Por lo tanto, cuando se distribuya la bolsa horaria no se podrá trabajar más de diez horas, y no once como hasta ahora. La bolsa de flexibilidad será de 145 horas anuales, que deberán utilizarse en horas completas. 

También recoge el convenio el compromiso de la patronal de habilitar un permiso retribuido de diez horas para recibir asistencia médica especializada o para acompañar a familiares dependientes; se extiende el cobro del plus de nocturnidad y se establece que solo se podrá modificar el sistema de retribución a rendimiento mediante incentivos previa negociación con los representantes de los trabajadores y trabajadoras. 

Las mejoras no se quedan ahí. Además, el futuro convenio de la industria cárnica reduce la jornada anual en diez horas. A partir del año 2022 será de 1.760 horas al año. También mejoran las prestaciones a la Seguridad Social. El complemento de la incapacidad temporal por enfermedades profesionales será a partir de ahora el 100% de la base reguladora. Y por si no fuera suficiente, se acuerda introducir mejoras y nuevos derechos en igualdad y crear la figura del delegado o delegada de medio ambiente, trabajo a distancia, teletrabajo, registro de jornada y desconexión digital. 

El convenio colectivo, independiente de cuándo se publique en el BOE, se aplicará a partir del próximo 1 de enero de 2022.