Agronews Castilla y León

 

  • La cosecha de cereal se reduce un 2,5% sumando 286,4 millones de toneladas

Las repercusiones de la agresión militar de Rusia contra Ucrania siguen afectando a los mercados mundiales de productos básicos y suponen una gran amenaza para la seguridad alimentaria. Los precios agrícolas mundiales han subido un 30% desde que comenzó la invasión, aunque en las últimas semanas se ha observado cierta relajación. Las condiciones meteorológicas en la UE están creando nuevos problemas para la nueva cosecha, y ahora se prevé un descenso de las previsiones anteriores.

Además, los brotes de enfermedades animales y los altos precios de los piensos también están teniendo un impacto negativo en la producción animal de la UE. Estas cuestiones constituyen la base de la edición de verano de 2022 del informe de perspectivas a corto plazo. Las perspectivas del mercado se ofrecen para la UE-27. Además de las perspectivas a corto plazo, la Comisión también publica documentos asociados, como anexos estadísticos y balances.

 

Perspectivas macroeconómicas

La invasión de Ucrania por parte de Rusia también está teniendo repercusiones macroeconómicas y está agravando los retos preexistentes para el crecimiento económico de la UE. El Banco Central Europeo (BCE) afirma que, si la invasión se prolonga hasta 2023, la recuperación del PIB de la zona del euro hasta los niveles de 2019 no se espera antes de 2024. También se espera que la inflación en la UE se mantenga en un máximo histórico, aumentando hasta el 6,8% en 2022 según las previsiones de la Comisión.

Se espera que los mercados de combustibles fósiles sigan siendo estrechos y que los precios se mantengan altos. Es probable que los precios del gas natural en la UE sigan aumentando si Rusia sigue suministrando volúmenes reducidos. Estos riesgos adversos sostenidos han hecho que el BCE revise a la baja la previsión de crecimiento del PIB real de la zona del euro para 2022 hasta el 2,8% en su escenario de referencia y el -1,7% en su escenario pesimista.

 

Cultivos herbáceos

Se prevé que la disponibilidad total de cereales en la UE en 2022/23 sea casi idéntica a la de la campaña anterior (357,4 millones de t frente a 358,1 millones de t). Ello se debe al elevado nivel de existencias y compensará la menor producción, que se prevé que alcance los 286,4 millones de t (-2,5% interanual).

Este descenso de la producción se debe a la primavera calurosa y seca en las principales zonas de producción de cereales de la UE, y podría disminuir aún más si continúan las actuales condiciones meteorológicas adversas (sobre todo la sequía). El nivel de disponibilidad, combinado con el descenso de las importaciones, permitirá que las exportaciones netas de cereales aumenten hasta los 33,5 millones de toneladas.

Las superficies de oleaginosas de la UE para la cosecha de 2022/23 han aumentado considerablemente (+7,5% interanual) debido a los altos precios y a la excepción temporal que permite sembrar en tierras en barbecho. Las plantaciones de girasol, en particular, aumentaron debido a sus bajas necesidades de agua y fertilización. Se prevé que la producción total de semillas oleaginosas de la UE sea de 32,1 millones de toneladas (un 7,8% más que la media de los últimos cinco años), incluido un récord de 11,1 millones de toneladas de semillas de girasol, lo que ayudará a compensar la pérdida de suministros de Ucrania.

Se espera que la campaña de comercialización de azúcar 2022/23 de la UE comience con unas existencias iniciales de 1,9 millones de t (+58% en comparación con la campaña anterior). Se prevé que la producción sea de 15,8 millones de t, en línea con la media de cinco años, mientras que el consumo se mantendrá estable.

 

Cultivos especializados

La producción de aceite de oliva de la UE en 2021/22 aumentó un 11% gracias a un mayor contenido de aceite en las aceitunas. Es probable que los precios de producción del aceite de oliva se mantengan por encima de la media debido a los elevados costes sostenidos de los insumos y el transporte, y a los altos precios de otros aceites y grasas. Se prevé que las exportaciones de la UE disminuyan en comparación con los niveles récord del año pasado, mientras que se espera una cierta recuperación del consumo. Las existencias finales podrían ser inferiores a las previstas, lo que llevaría a una producción inferior a la media para 2022/23.

A pesar de la disminución de la producción y las importaciones de vino en 2021/22, se espera que el consumo aumente un 5%, hasta los 23 litros per cápita. Esto se debe a la disminución de las exportaciones y a la reducción del uso de la producción vinificada para otros usos (destilación, vinagre, brandies). A la hora de comprar, los consumidores prestan cada vez más atención al origen del vino, seguido del sabor y la marca.

En 2022, el consumo per cápita de melocotones y nectarinas frescos en la UE aumentará hasta los 6,1 kg, a pesar del menor poder adquisitivo. Esto podría ser resultado de una mayor producción, del buen clima y del regreso del turismo. Aunque esto supone un aumento, sigue estando por debajo de la media a largo plazo.

Después de una temporada muy buena en 2021, con alta producción, fuerte consumo, gran calidad y bajas existencias, se espera que la producción de tomates de la UE para 2022 disminuya un 9%, hasta los 16,5 millones de t. Se prevé que la producción para la transformación descienda un 14%, y que la producción para el consumo en fresco caiga un 3% con respecto al año anterior. La menor producción es consecuencia de la sequía, la menor demanda prevista, el cambio a cultivos más rentables y la menor plantación en invernaderos debido a los altos costes energéticos.