José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

El Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha analizado hoy, 28 de junio desde Luxemburgo, el acuerdo alcanzado por el Parlamento, la Comisión y el Consejo de Europa sobre la reforma de la Política Agraria Común que entrará en vigor en 2023.

En primer lugar, Planas ha querido señalar lo complicada que ha sido esta negociación teniendo en cuanta la coyuntura vivida con momentos históricos como el Brexit, la propia pandemia, sin olvidar otros aspectos como el cambio de la propia comisión Europea o la firma del Pacto Verde o la presentación de estrategias nuevas como la de “Biodiversidad” o la de “Granja a la Mesa”… que no se conocían cuando arrancaban las negociaciones de la nueva PAC en 2018.

“Este es un buen acuerdo, un acuerdo tomado por 27 ministros y ministras de agricultura europeos en el que España ha alcanzado los objetivos marcados”, afirmaba Planas que destaca como el acuerdo logra un equilibrio entre la rentabilidad económica de las explotaciones agrícolas y ganaderas y la “llamada arquitectura verde”, los denominados objetivos verdes. Además, se ha conseguido que las ayudas directas representen el 60% del conjunto de los importes asignados al primer pilar, sin olvidar que se han mantenido las ayudas acopladas. Y, sin olvidar, que se ha conseguido una flexibilidad y subsidiaridad en la toma de decisiones dentro del Plan Estratégico de cada país.

A continuación, Luis Planas ha desgrado algunos de los principales contenidos de los tres grandes reglamentos que van a definir esta nueva Política Agraria Común.

  • El reglamento del Plan Estratégico en el que se incluye
    • Las ayudas del primer pilar:
      • Ecoesquemas: estarán dotados del 25% de las ayudas directas, con un periodo de transición entre el 2023 y 2024, en el que se podrá situarse es porcentaje entre el 20 y el 25%. Además, se establece una cierta flexibilidad en la aplicación de los mismos teniendo en cuanta las ayudas verdes que se fijan en el segundo pilar de la PAC
      • Las ayudas acopladas se situarán en el 13% de las ayudas directas, a lo que habría que sumar un 2% más si se refieren a cultivos proteicos.
      • La ayuda básica estará condicionada a la realización de una serie de buenas prácticas.
      • Se mantiene el programa vinculado a las Frutas y Hortalizas sin cambios, se aumentan los fondos destinados a la apicultura, así como el programa de apoyo al sector vitivinícola al que se añade un programa específico para el olivar.
      • Para los pagos redistributivos se ha fijado un tope del 10% de las ayudas directas
      • Las ayudas a los jóvenes suben hasta un 3%, tanto las que se incluyen en el segundo pilar, las de incorporación que ven como la cuantía máxima se eleva hasta los 100.000 euros; como las que se establecieron en el primer pilar en la anterior reforma de la PAC.
      • La convergencia se fija en el 85% del valor medio de los derechos en el objetivo de 2027.
    • Las del segundo pilar:
      • Se logra que las Comunidades Autónomas hayan mantenido la capacidad de decisión y de gestión.
      • El 35% de estas ayudas afectan al ámbito medio ambiental
      • Por lo que se refiere a los regadíos, se mantienen, a través del FEADER, las ayudas a la modernización y la transformación
      • El 5% de los fondos se dedicarán a los programas Leader.
  • 2º Reglamento horizontal. Aquí se ha logrado que la reserva de crisis no recaiga en los agricultores y ganaderos, sino que se usen los márgenes presupuestarios.
  • El Reglamento de la Organización Común de Mercados:
    • Medidas para tratar de frenar el desequilibrio de la cadena alimentaria que debe ser considerada estratégica.
    • Impulso a la labor de los observatorios de los distintos sectores para que puedan desencadenar debates en el Consejo de Ministros.
    • Los derechos de plantación de viñedos se extienden hasta el 2045, como medida para regular el sector.
    • Comercio alimentario: especialmente reforzar el control de los límites de residuos fitosanitarios en los alimentos.
    • Dimensión social: es una nueva iniciativa en la PAC que no va ser una mayor carga en la solicitud pero serán voluntarios en 2023 y obligatorios en 2025 que se crucen los datos de la PAC y la información sobre la situación laboral, de Seguridad Social… de las explotaciones que reclaman estas ayudas

Tags: