Los establecimientos de turismo rural deben apostar por la especialización. Ofrecer un producto diferenciado, enfocado a nichos de mercado muy definidos. Estancias rurales románticas para parejas, alojamientos acondicionados para familias con menores, actividades deportivas y naturales destinadas a grupos de amigos… Cualquier propuesta que se aleje del producto “genérico” de turismo rural, como alternativa al turismo urbano y al “sol y playa”. Y es que la competencia en este sector de negocio es brutal, y si queremos no diluirnos en una masa uniforme, tendremos que innovar.

Sodebur ha organizado esta mañana, en colaboración el Grupo RV Edipress, TusCasasRurales.com y minube, un taller formativo destinado a los establecimientos de turismo rural de la provincia. Bajo el título ‘La innovación en la Promoción Turística, ¿estamos preparados?’, se han analizado las diferentes herramientas con las que cuentan los propietarios para comunicar, promocionar y vender productos. El marketing digital ha sido uno de los principales temas sometidos a debate, pero los ponentes han demostrado que, para que una buena estrategia de marketing funcione, se deben cumplir ciertos requisitos previos.

Focalizar

El taller ha reunido a propietarios de toda la provincia. IAC

Jimmy Pons, experto en Social Media Marketing y formación turística, ha insistido en que lo más importante es saber qué producto queremos ofrecer y a qué público se lo vamos a ofrecer. “Las redes sociales están muy bien, pero si tienes un producto diferenciado”, de lo contrario, los propietarios entrarán en una estrategia de ventas basada en la “guerra de precios”. Si todos ofrecen el mismo producto genérico de turismo rural, además de depender de las temporadas, la única forma de diferenciarse será marcando el precio más barato, lo que no siempre es económicamente viable.

Por ello, Pons aboga por definir un producto específico y escoger un nicho de mercado, y ya luego ponerse a trabajar en una estrategia de marketing y comunicación. Puesto que será entonces cuando esas herramientas surtan realmente efecto. No sólo estaremos mandando mensajes a un público que está interesado en lo que ofrecemos, sino que además generaremos contenidos vinculado a sus intereses, que nos harán más atractivos a sus ojos. “Hay que hacer cada vez más marketing de francotirador”, asegura, que simplemente “lanzar bombas” a ver a quién pillamos.

Comunicación y posicionamiento

Un planteamiento que comparte también Fernando Valmaseda, experto en comunicación y turismo y director general de RV Edipress. “Los medios de comunicación somos clave en la promoción turística”, asegura, como elementos dinamizadores pero también como instrumentos para poner en valor los recursos. Y es que en España “se está trabajando bien”, pero no siempre de comunica correctamente, así que la oferta turística, las propuestas, las innovaciones… tienen a pasar desapercibidas. Pero, eso sí, la comunicación también tiene que estar adaptada al cliente, para que sea lo más efectiva posible.

Y para cerrar el círculo, Alberto Hidalgo, de www.tuscasasrurales.com, ha expuesto cómo deben trabajar los establecimientos de turismo rural en marketing online. Lo más importante es contar con una página web útil y bien posicionada, puesto que cerca del 99 por ciento de las reservas se realizan a través de internet. Muchas webs tienen fallos de accesibilidad, diseño gráfico o usabilidad, o bien no están correctamente posicionadas en los buscadores. De ahí que el sector requiera de formación sobre posicionamiento, palabras clave y, también, uso de las redes sociales, para llegar a su público objetivo.

Patricia Carro - www.burgosconecta.es

Sección: 

Provincias: