Agronews Castilla y León

 La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha denunciado que los ganaderos de leche españoles perciben uno de los precios más bajos de toda Europa por la leche de vaca. Según los datos del mes de diciembre, solo los ganaderos de Portugal y Hungría venden la leche más barata que los de España, que empata por la cola con Croacia y Eslovenia a 0,36 euros/litro. Si miramos el precio medio de la leche en todo 2021, la situación de España no es mucho mejor, pues se coloca octava por la cola, con la leche a 0,343 euros/litro, lejos de la media europea de 0,379 y a años luz de lo que perciben irlandeses, austriacos o griegos.

Esta situación de bajos precios, unida a los altos costes que afrontan las ganaderías, está provocando un continuo goteo de cierre de granjas en España. Según los datos oficiales del Ministerio de Agricultura, en España cerraron 655 explotaciones de vacuno de leche en 2021, pasando de 12.079 del mes de enero de 2021 a 11.424 en diciembre del mismo año, lo que significa que cerca de dos granjas cerraron cada día en nuestro país.

UPA culpabiliza de esta situación al contexto de bajos precios de la leche que España arrastra desde hace años. La gran distribución usa la leche como producto reclamo con los consumidores, manteniendo precios muy bajos, sobre todo en las marcas blancas. Esos precios fuerzan a las industrias lácteas a mantener los precios del resto de marcas también en niveles bajos, para ser competitivos. A su vez las industrias presionan a los productores para pagarles precios por debajo de los costes de producción y que asuman ellos las pérdidas.

Infructuosos esfuerzos legislativos

Los diversos cambios normativos motivados por el sector ganadero e impulsados en España no están teniendo por el momento el efecto deseado. Ni el llamado “paquete lácteo”, ni la Ley de la Cadena Alimentaria están logrando que la formación de precios de los alimentos se realice de abajo hacia arriba. “Los precios se siguen decidiendo en la mesa de un despacho de grandes multinacionales y no en las granjas españolas”, denuncian desde UPA.

UPA ha reclamado a las industrias y a la gran distribución que cambien de actitud “de una vez por todas” y dejen de hundir a los ganaderos españoles. Califican la situación de “límite” e instan al Ministerio de Agricultura y a las comunidades autónomas a hacer “todo lo que esté en su mano” para lograr un precio justo para la leche y frenar el cierre de granjas.

Subidas insuficientes

UPA rechaza los contratos que están ofertando las grandes industrias, por la escasa subida de los precios que ofrecen. La organización va a pedir a la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios) que los declare “ilegales”, pues no cubren “en ningún caso” los costes de producción, unos costes que han subido un 30% mientras los precios apenas un 7%.

Desde UPA son tajantes: “Esto no puede seguir así, producir leche en España es perder por parte de los ganaderos 6 céntimos con respecto a otros países excedentarios de la UE. Ningún sector agrícola o ganadero o económico tiene semejante diferencial en precios, es la ruina de un sector estratégico en España”.

La organización ha pedido la convocatoria urgente de la “Mesa de la Leche” para afrontar esta grave situación. Pediremos al Ministerio de Agricultura que haga valer las declaraciones del presidente del Gobierno en el Senado en las que aseguraba que la nueva de contratación impediría que los ganaderos tuviesen que firmar contratos por debajo de los costes de producción, algo que a día de hoy “no está pasando”.

Tags: 

Sección: