Agronews Castilla y León

El censo de porcino de la UE aumentó ligeramente en el año hasta junio de 2018, según cifras provisionales de Eurostat, sin embargo, dentro de este hubo cierta contracción las cifras de los animales de cría. 

España es el principal responsable del aumento comunitario ya que el aumento del 5% vivido aquí representa el 80% del aumento global europeo. Si bien la mayoría de los países de la UE registraron aumentos, señalar como Rumania, Alemania y Francia registraron descensos.

El número de cerdas reproductoras disminuyó en menos del 1%, a 11,1 millones de cabezas quizás como consecuencia de la tendencia de los precios a la baja. Además, asumiendo que la productividad de las cerdas ha seguido aumentando, se requerirían menos cerdas para producir el mismo número de lechones.

La mayoría de los principales países productores registraron un movimiento descendente dentro del censo reproductivo, en comparación con el año pasado. Alemania y Rumania registraron los mayores descensos en el número de cerdas reproductoras, que vivieron, según el informe de AHDB recogiendo los datos de Eurostat, una disminución de alrededor de 47.000 cabezas. Las cifras rumanas se verán influenciadas por la creciente propagación de la peste porcina africana (PPA) en todo el país. Mientras tanto, en Alemania el optimismo de los productores ha sido bajo debido a la disminución del consumo y al aumento de la presión del bienestar animal y las regulaciones ambientales.

En el otro extremo de la escala, Dinamarca rompió la tendencia general, registrando un aumento del 3% en el número de cerdas, a 1,3 millones de cabezas. Además, aunque España registró un censo de cerdas estables, si que es destacable que el número de hembras que están a la espera de parar por primera vez registró un aumento significativo (+ 8%), lo que implica que pronto podría ocurrir una expansión adicional.

La badaja del censo repoductivo podría anunciar que el crecimiento en el sacrificio de cerdos debería comenzar a disminuir en 2019, aunque no se esperaría una reducción drástica de la producción de carne. El número de cerdos no reproductores aumentó en un 1,6% en total, a 128,7 millones de cabezas, pero el número total de cerdos destetados de menos de 20 kg fue solo un 1,2% mayor. Este crecimiento es claramente inferior al aumento del 3% en los sacrificios de cerdos registrados en el primer semestre de 2018.

No obstante, incluso este modesto aumento en la producción puede significar que los precios se mantendrán bajos al menos a corto plazo, a menos que el mercado de exportación mejore, ya que la demanda de los consumidores en Europa sigue siendo generalmente a la baja. La evolución de la situación actual de la PPA en China probablemente será clave para las perspectivas de precios de los cerdos de la UE.

Tags: 

Sección: