La renta agraria de Castilla y León creció el pasado año más del 18%, superando los 2.185 millones de euros. El aumento de la producción vegetal ha sido clave para estos buenos datos, frente al descenso de las producciones ganaderas y la caída de precios entre un 1,7 y un 6,5%. Así se refleja en el informe 'El sector agrario en Castilla y León' realizado por EspañaDuero, que revela que Valladolid es la provincia que más aporta a la renta regional, un 23,4%.

Por provincias, Salamanca se sitúa en quinta posición con una renta agraria que  representa el 20,9% y 181,2 millones, por detrás de Soria (48,4), Burgos, Valladolid y Zamora.

Como dato negativo respecto a 2015 en Salamanca, el descenso de ocupados en el sector, -20,5. El valor de la producción ganadera en la provincia salmantina alcanzó los 446 millones mientras la vegetal superó los 204 millones.

Por lo que se refiere al mercado exterior, Burgos, con el 25,5%, lidera las ventas al exterior.  Salamanca se sitúa en cuarta posición con el 13,3%. En el ámbito regional, la balanza comercial registró un superávit de 743,8 millones.

Sección: 

Provincias: