España apuesta por permitir, en el nuevo Reglamento de Agricultura Ecológica, a estos cultivos con los convencionales

Agronews Castilla y León

16 de marzo de 2015

20140831 113029 copiar

Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, antes de participar en el Consejo de Ministros que se celebra hoy en Bruselas, ha destacado la importancia que para España tienen el debate hoy, 16 de marzo, de la reforma del reglamento sobre agricultura ecológica que va a presentar la Presidencia letona, teniendo en cuenta que es el país con más superficie dedicada a esta actividad.

La responsable ministerial ha destacado que va a solicitar una excepción a la prohibición de convivencia entre plantaciones ecológicas y convencionales, para el caso de cultivos permanentes como el viñedo o el olivar. Cuestión esta de gran calado e para España, en donde “las explotaciones no siempre son ecológicas al 100% y a veces convive la agricultura convencional con la agricultura ecológica”. “Se trata de una realidad que está muy extendida en España, como el caso del viñedo y el olivar que conviven con cultivos herbáceos o cultivos anuales”, ha añadido. Según la ministra, este punto “todavía no está resuelto”, pero “la Presidencia nos ha dicho que es consciente de que hay que buscar una solución”. .

Otro tema importante es la equivalencia en los controles a nivel comunitario. Según ha explicado, García Tejerina España tiene un buen sistema de controles, “y nosotros estamos absolutamente de acuerdo con la propuesta de la Comisión de uniformizarlos a todos los Estados miembros”, es decir, “que todos los Estados tengamos buenos sistemas de control de las sustancias que no están autorizadas en agricultura ecológica”, ha completado.

Por otra parte, la ministra considera también importante “regular la equivalencia de la agricultura ecológica con respecto a las importaciones”. Sobre este asunto, García Tejerina ha comentado que “la Unión Europea es muy exigente con los productores ecológicos, y queremos ofrecer a los consumidores europeos el mismo nivel de exigencia también para los productos ecológicos importados, procedentes o producidos en terceros países”.



Share This