Agronews Castilla y León

 

  • La montanera suele comenzar a principios de noviembre y finaliza en la segunda quincena de marzo, dependiendo de las producciones de bellota de alcornoque

La montanera tiene lugar entre los meses de octubre de un año y marzo del año siguiente, coincidiendo con el otoño e invierno, ya que es el período en el que las encinas, los alcornoques y los quejigos producen su fruto madurado: la bellota.

La cantidad y la calidad de la bellota está directamente vinculada con la climatología y con las labores de conservación de la arboleda y su entorno natural: la dehesa.

Campaña tras campaña, la montanera se realiza en épocas muy similares, pero siempre variando en función de la maduración y el estado general de la bellota. No existen indicadores exactos del inicio y del fin de la montanera y es la experiencia de los ganaderos la que marca la pauta de su aprovechamiento.

La montanera suele comenzar a principios de noviembre y finaliza en la segunda quincena de marzo, dependiendo de las producciones de bellota de alcornoque.

No obstante, su duración está regulada indirectamente por el Real Decreto 4/2014, del 11 de enero, por el que se establece la Norma de Calidad para el Jamón, la Paleta, el Lomo y las Carnes Frescas del Cerdo Ibérico y puede iniciarse a partir del 1 de octubre y finalizarse como máximo el 15 de marzo.

Para conocer más datos sobre el periodo en el que el cerdo Ibérico pastorea la dehesa, no se pierda el siguiente vídeo:

 

 


Sección: