Agronews Castilla y León
  •  Las provincias de Burgos, Soria , Palencia y, en menor medida, Valladolid y León son las más afectadas

Los meses de julio y agosto se han caracterizado, según informa Agroseguro, por una intensa actividad tormentosa con numerosas precipitaciones y reiterados pedriscos (incluso ya a finales de agosto se ha registrado la primera gota fría de la temporada) que han ocasionado daños en cultivos asegurados a lo largo de toda la geografía española, sobre todo en la mitad norte y en el este de la Península, cuya valoración económica puede superar los 85 millones de euros.

En total, las tormentas registradas durante el verano han causado daños por pedrisco en más de 300.000 hectáreas de cultivo aseguradas, lo que se sitúa muy por encima de la media de los últimos años para estos meses. A esto hay que sumar los daños provocados por otros siniestros diferentes como incendio, lluvia torrencial, lluvia persistente, etc. lo que incrementa el número de hectáreas siniestradas a cerca de 370.000

Los cultivos más afectados han sido los cereales con más de 250.000 hectareas aseguradas con siniestro, la uva de vinificación, que supera las 27.800 hectáreas con daños, y los frutales, con cerca de 10.500 hectáreas afectadas. También se han registrado daños en algunas hortalizas como melón, tomate, etc..

Tras Aragón, Castilla y León es la segunda comunidad autónoma más afectada con una siniestralidad prevista de 15 millones de euros. La producción de cereales ha sido la más afectada por los numerosos episodios de pedrisco registrados, con daños altos en algunos casos, ya que gran parte del cultivo se encontraba en vísperas de recolección. Las provincias de Burgos, Soria , Palencia y, en menor medida, Valladolid y León son las más afectadas.

 

Sección: