Agronews Castilla y León

La Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos (ESYRCE) del año 2016 se ha realizado en todo el territorio nacional entre los meses de mayo y agosto del citado año, mediante observación directa, por técnicos especialistas, de las parcelas que conforman la muestra de la misma.

Los resultados de esta encuesta lo son de una operación estadística por muestreo y se refieren a la cubierta del suelo en el momento de la investigación de campo (verano del año 2016).

Al tratarse de una encuesta por muestreo los resultados de los cultivos y ocupaciones del suelo con menores superficies están sujetos a mayores errores relativos, no obstante, se publican dado su interés. Estos resultados no constituyen, por tanto, la cifra oficial que se difundirá en el anuario de estadística agraria. Las superficies de frutales cítricos y no cítricos y demás cultivos leñosos en secano incluyen las de plantaciones abandonadas.

Los resultados de ESYRCE 2016 indican que ha disminuido la superficie de cereales y más ligeramente la de los cultivos forrajeros mientras que leguminosas y tubérculos de consumo humano la aumentan notablemente mientras que los cultivos industriales y las hortalizastambién aumentan, pero en mucha menor medida. En los cultivos leñosos se aprecian incrementos de superficie en olivar, viñedo y sobre todo en los frutales no cítricos por la expansión que ha experimentado el almendro, por el contrario, los frutales cítricos ven reducida ligeramente su superficie. 

En su conjunto las tierras de cultivo presentan una marcada estabilidad, pero la de cultivos leñosos aumenta ligeramente (1,13% entre 2015 y 2016) mientras que la de herbáceos disminuye un 0,53% en el mismo periodo. 

 

Cultivos herbáceos:

Los cultivos herbáceos que junto con los barbechos conforman las tierras arables han disminuido un 1,02% su superficie debido fundamentalmente a la reducción de la de cereales grano y en menor medida la de plantas forrajeras, que no consiguen compensar los aumentos de las de leguminosas grano, industriales, tubérculos de consumo humano y hortalizas. 

En el grupo de los cereales en general se produce una reducción, en su conjunto, del 1,94%. Aunque el trigo aumenta ligeramente la cebada disminuye considerablemente, especialmente la de 6 carreras, el maíz sufre también un fuerte descenso y el arroz uno más ligero. La avena, siguiendo la tendencia de años anteriores, sigue aumentando su superficie, más de un 14% en este año. 

Las leguminosas grano incrementan su superficie un 5,20% respecto a la del año anterior. Guisantes secos y veza, con probable destino forrajero, aumentan significativamente su superficie mientras otras forrajeras como habas secas y yeros disminuyen. En las destinadas a alimentación humana el comportamiento es dispar, judías y garbanzos aumentan mientras las lentejas experimentan una notable reducción. 

En los cultivos industriales la superficie aumenta un 0,74%. El cultivo con mayor superficie, el girasol, disminuye un 3,83%. Remolacha azucarera y tabaco también reducen sus superficies mientras que son colza y tomate de industria los que más significativamente la aumentan y de forma más ligera el algodón. 

En el grupo de las plantas forrajeras la superficie global disminuye un 0,23% destacando la veza-avena que lo hace un 10,5% y el maíz forrajero un 3,65% por el contrario la alfalfa aumenta ligeramente un 0,66% y las praderas polifitas un 2,85%.

El grupo de hortalizas y flores experimenta un incremento de superficie del 0,94%. El ajo aumenta notablemente su superficie un 18,54% y la cebolla con un 5,02% lo hace de forma más ligera. Tomate, sandía y melón por el contrario disminuyen las suyas Debido a que las hortalizas son en su mayoría cultivos sucesivos, es importante reseñar que, debido al momento en que se efectúa la primera visita de campo de ESYRCE, los cultivos hortícolas no se pueden recoger en su totalidad en este momento

 

Barbechos:

Las tierras de cultivo en barbecho manifiestan una ligera tendencia al alza incrementando su extensión en su conjunto en un 1,08%. Resulta destacable el aumento de tierras con infraestructura de regadío que se han encontrado sin sembrar en el momento de la visita, que han aumentado un 9,90%, quizás debido a las condiciones climatológicas de la primavera. Conviene señalar que ESYRCE recoge todas las tierras de cultivo no cultivadas en el momento de la visita, independientemente de su clasificación dentro del marco de las ayudas PAC (tradicional, medio ambiental y sin producción) e incluso no estar incluida en ella si no estar a la espera de ser sembradas o incluso por cualquier causa haber sido labradas, pero sin embargo no sembradas a lo largo de la campaña. 

 

Cultivos Leñosos:

El grupo de los cultivos leñosos aumentan en su conjunto un 1,31% su superficie. Los frutales cítricos y los otros cultivos leñosos la disminuyen un 0,66% y un 1,14% mientras que viñedo con un 0,11%, olivar con un 0,69% y especialmente los frutales no cítricos con un 4,66% la aumentan. Dentro de este último grupo destaca el almendro que aumenta un 5,73%.

Sección: