Agronews Castilla y León

Un equipo internacional de investigadores de la Universidad de Adelaida (Australia) y la Universidad Jiao Tong de Shanghai (China) ha encontrado un mecanismo novedoso en la cebada que podría ayudar a crear cultivos de alto rendimiento a medida que aumenta la temperatura global. Los investigadores identificaron la proteína HvMADS1, que regula la cantidad de flores producidas en cada espiga durante la exposición a altas temperaturas. La proteína también es responsable de mantener picos no ramificados en la cebada bajo temperaturas elevadas intensas y recurrentes.

Para probar su hipótesis, los investigadores utilizaron una técnica de edición de genes de alta precisión para crear una nueva variedad de cebada que no tiene la proteína HvMADS1. Descubrieron que estas plantas producen más flores a altas temperaturas en comparación con su variedad convencional. Los resultados del estudio permitieron comprender mejor los procesos biológicos de las plantas, lo que podría ayudar a los investigadores a producir cultivos más sostenibles, de alto rendimiento y tolerantes al calor.

Se sabe que la producción de granos es muy sensible a las condiciones ambientales cambiantes, y que el aumento de las temperaturas reduce la cantidad de semillas que se pueden producir en cada planta. Una solución es aumentar el número de flores o ramas en cada “espiga”, que es la estructura reproductiva de la que se cosecha el grano.02, explica Matthew Tucker, coautor del estudio.

“Los cultivos de cereales como el trigo y la cebada valen más de 12 mil millones dólares para la economía australiana”, explica el autor principal Gang Li, resaltando el valor de esta investigación. Más información en la página web de la Universidad de Adelaide y en el artículo de la revista Nature.

Tags: 

Sección: