Agronews Castilla y León

El valor total del comercio agroalimentario de la UE alcanzó un valor de 32.600 millones de euros en marzo de 2022, lo que supone un aumento del 12% respecto a marzo de 2021 y del 13% respecto a febrero de 2022. En marzo de 2022, las exportaciones de productos agrícolas de la UE alcanzaron los 18.900 millones de euros, mientras que las importaciones se valoraron en 13.700 millones de euros, lo que supone un aumento del 11% y del 16%, respectivamente, en comparación con las cifras del mes anterior. La UE sigue beneficiándose del comercio de productos agrícolas con una balanza comercial de 5.300 millones de euros. Estos resultados se han publicado hoy en el último informe comercial mensual de la Comisión Europea.

El informe de hoy también se centra especialmente en el impacto de la guerra de Rusia en Ucrania para el comercio agroalimentario en marzo de 2022. Además de la habitual comparación interanual (marzo de 2022 frente a marzo de 2021), compara marzo de 2022 con febrero de 2022, para poner mejor de manifiesto la gran perturbación del bloqueo y los bombardeos rusos de las rutas de exportación y las instalaciones agrícolas ucranianas. En marzo de 2022, las importaciones de la UE de aceite de girasol, maíz y colza ucranianos descendieron un 10%, un 37% y un 29%, respectivamente, en comparación con el mismo periodo del año anterior. En cuanto al trigo, la cantidad importada en la UE disminuyó un 77% en comparación con marzo de 2021. Asimismo, se registró una importante caída de las exportaciones ucranianas de trigo a sus principales socios a nivel mundial: a Egipto en un 26% (interanual), a Yemen en un 55% e incluso no se registró comercio de trigo a Líbano, Libia ni Nigeria. Del mismo modo, las exportaciones ucranianas de maíz cayeron drásticamente en marzo en comparación con el nivel del mismo mes de 2021. Los mayores descensos en los volúmenes exportados se registraron para China, Egipto e Irán. En cuanto al aceite de girasol, India, China, Irán y los Emiratos Árabes Unidos fueron los más afectados por la reducción de las exportaciones ucranianas en marzo.

En marzo de 2022, las cadenas logísticas de exportación de la UE también se vieron interrumpidas y las cantidades exportadas a Ucrania disminuyeron en comparación con marzo de 2021. Los volúmenes de queso exportados a Ucrania disminuyeron un 85%, los preparados alimenticios mixtos un 61% y los preparados de cereales un 11%

En un contexto mundial marcado por la incertidumbre sobre la seguridad alimentaria debido a la guerra de Rusia en Ucrania, la UE aumentó sus exportaciones hacia el norte de África en un 16% en marzo de 2022 en comparación con marzo de 2021. Esto afectó sobre todo a las semillas oleaginosas y las proteaginosas hacia Argelia y a los cereales hacia todos los países, pero también a la carne de vacuno, especialmente hacia Libia y Egipto. Las exportaciones de productos alimentarios de la UE al África subsahariana también aumentaron en marzo de 2022 en comparación con el año anterior. Se trata del arroz, el maíz, el azúcar blanco, la carne de porcino y el ganado ovino y caprino.

En general, las exportaciones de la UE a sus 10 principales países socios aumentaron, excepto a Rusia. Si se examina el comercio en el primer trimestre de 2022 (enero-febrero-marzo de 2022), las exportaciones de la UE al Reino Unido, Estados Unidos y Japón son las que más aumentaron en comparación con el mismo periodo del año anterior. Durante el periodo de enero a marzo de 2022, las importaciones de la UE procedentes de Brasil, el Reino Unido y Ucrania fueron las que más aumentaron de un año a otro. Los valores de las importaciones aumentaron respectivamente un 56%, un 51% y un 65%. En cuanto a los datos mensuales de marzo de 2022 en comparación con el mes anterior (febrero de 2022), las importaciones de la UE procedentes de sus 10 principales países socios aumentaron, excepto las de Ucrania y Estados Unidos.

En cuanto a los productos específicos, el valor de las exportaciones de cereales de la UE aumentó un 37% en comparación con febrero de 2022. La subida se debió al aumento de los precios, pero también a la cantidad de maíz y otros cereales secundarios exportados. En cuanto a las importaciones, los principales aumentos fueron los del café, la harina de soja y la colza. Las importaciones de manzanas y peras también aumentaron considerablemente, un 226% en valor.