Agronews Castilla y León

Representantes de Cooperativas Agro-alimentarias de España participaron recientemente en el lanzamiento del proyecto europeo CARINA, cuyos socios se reunieron en Bolonia (Italia) coordinados por Alma Mater Studiorum-Universita di Bolonia. El nuevo proyecto "CARINA: CARinata y CamelINA para impulsar la diversificación sostenible en los sistemas agrícolas de la UE", se llevará a cabo gracias a la financiación de la Comisión Europea, con una partida de 7.512.996 euros en el marco del programa Horizon Europe.

Cooperativas Agro-alimentarias de España es uno de los socios de este proyecto, en el que participarán también sus federaciones de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón, URCACYL (Castilla y León) y FCAC (Cataluña).

El proyecto se centra en dos nuevos cultivos de semillas oleaginosas, carinata y camelina, que se caracterizan por su capacidad para proporcionar múltiples materias primas de bajo iLUC (Indirect Land Use Change-Cambio Indirecto del Uso de la Tierra) para la bioeconomía. En este sentido, la carinata y la camelina pueden ser cultivadas con éxito en casi todas partes de Europa y el norte de África. Además, los aceites de alta calidad extraídos de las plantas se pueden transformar en productos innovadores de base biológica (bioherbicidas, bioplásticos, bioestimulantes, etc.).

Por otra parte, el equipo de socios del proyecto planea valorizar el coproducto de su producción: una torta rica en proteínas como alimento para animales, junto a multitud de productos de alto valor añadido, aprovechando los mucílagos y glucosinolatos que contiene.

CARINA pretende alcanzar los siguientes objetivos específicos:

1. Identificar y promover sistemas agrícolas innovadores, diversificados y sostenibles;
2. desarrollar productos bioquímicos innovadores (monómeros y polímeros) a partir de camelina y carinata;
3. proporcionar un conjunto de recomendaciones de políticas para promover el despliegue de sistemas agrícolas sostenibles para la bioeconomía;
4. evaluar la rentabilidad económica y los impactos ambientales asociados a los nuevos sistemas de cultivo con camelina y carinata;
5. mostrar el potencial de replicabilidad de los sistemas CARINA principalmente en Europa y norte de África;
6. promover la involucración de todos los actores a lo largo de la cadena de valor, a través de su participación directa en un proceso de innovación social.

 

Carina prevé que para octubre de 2026 se habrán establecido 9 grupos de trabajo a nivel local, 3 paneles nacionales y 9 foros de innovación de políticas en Europa para promover, probar, desarrollar y demostrar las actividades y los hallazgos del proyecto.

Carina en España
Cooperativas Agro-alimentarias de España tiene previsto desarollar desde 2023 y hasta el final del proyecto (2026), con la colaboración de Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón, un ensayo para evaluar las posibilidades de adaptación de la Brassica Carinata en zonas áridas de esta región, reemplazando barbechos. La camelina será el otro cultivo que se ensayará en condiciones reales por parte de Camelina Company.

Según Pablo Fernández, técnico responsable del proyecto en Cooperativas Agro-alimentarias de España, "el objetivo es alcanzar un modelo rentable de bioeconomía circular, generando valor no solo a partir del producto principal (aceite), sino también a partir de los residuos agrícolas y la torta generada tras la extracción. De esta forma, se estudiarán diversos productos obtenidos a partir de la biomasa residual resultante, tales como biopesticidas o bioestimulantes, algunos de los cuales serán posteriormente retornados al mismo lugar en el que fueron generados".

Paralelamente, las federaciones regionales de cooperativas de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Cataluña, apoyarán a Cooperativas Agro-alimentarias de España en la labor de identificación de los principales retos sociales y económicos, marcos de apoyo, etc. existentes en sus regiones para la implantación de estos nuevos modelos, así como en la organización de jornadas de transferencia para analizar su encaje de cara a la nueva PAC.

En este sentido, el proyecto permitirá a Cooperativas Agro-alimentarias de España continuar con la labor de identificación y transferencia de alternativas para la diversificación que se viene realizando en los últimos años. Ejemplos de ello son la adopción de la camelina y el lavandín en algunas cooperativas, ambos extendidos ya por distintas zonas de la península.

En esta línea, Cooperativas Agro-alimentarias de España participa en el proyecto 4CE-MED, en colaboración con la cooperativa Alcamancha, en donde se viene cultivando la camelina desde 2021 (aunque la cooperativa ya tenía experiencia previa con este cultivo) para mostrar alternativas de cultivo rentables a los agricultores y los beneficios de la agricultura de conservación, obteniendo muy buenos resultados. Según Pablo Fernández, "la cosecha de 2022 fue un éxito ya que se alcanzaron rendimientos entre los 1.100 kg/ha y los 1.400 kg/ha pese a ser un año bastante seco, ahora estamos analizando el comportamiento del cultivo comparando la siembra convencional frente a la siembra directa", añade.

El proyecto Carina, con una duración de cuatro años (1 de noviembre 2022 hasta el 31 de octubre de 2026), está participado por 19 socios basados en 13 países distintos. Entre los socios españoles se encuentran también Camelina Company y Kimitec, y está liderado por la Universidad de Bolonia.

Sección: