José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Recién acabada la campaña 21/22 con el cierre de La Bañeza, con una campaña de contratación en la zona norte en marcha, y con Andalucía afectada por una fuerte sequía parece un buen momento para analizar estos temas, y también las consecuencias que la invasión de Ucrania por Rusia puede tener en el sector remolachero / azucarero, con Salomé Santos, directora del área agrícola de Azucarera

 

Acaba de cerrarse la campaña en La Bañeza ¿Cómo la valora?

Valoro el resultado de la campaña en La Bañeza muy positivamente. Hemos tenido una excelente campaña, rápida y con buenos resultados. Comenzamos a recibir remolacha el pasado 24 de enero y hasta el 8 de marzo que hemos recibido las últimas toneladas, se han molturado más de 235.000 toneladas. A estas toneladas hay que unir las que se trasladaron, entre los meses de octubre y diciembre, desde la provincia de León a la fábrica de Toro, en torno a 80.500 toneladas de remolacha. En conjunto, el rendimiento medio ha estado al borde de las 100 toneladas tipo por hectárea con una polarización media de 17,9 grados, un magnífico dato, superior al que hemos tenido en los últimos años. Ha habido agricultores que han llegado a alcanzar las 130 toneladas tipo por hectárea, lo que demuestra que podemos seguir mejorando año a año el rendimiento medio de la fábrica.

Coincidiendo con el final de la campaña previa se está desarrollando la nueva contratación ¿Qué condiciones ofrece Azucarera? ¿Qué perspectivas tienen?

Nuestra oferta comercial ofrece la mejor combinación del mercado en rentabilidad, seguridad y comodidad. Ofrecemos tres tipos de modelos, uno basado en la evolución del precio del azúcar que está subiendo con mucha fuerza, otro basado en un precio base por tonelada más el importe de un insumo y un servicio, y el tercero basado en compartir labores con el agricultor, asegurándole un ingreso mínimo y un variable en función de las producciones. Cualquiera de las tres modalidades sitúa al agricultor en un ingreso medio de entre 45 y 49 euros por tonelada de remolacha, dependiendo de las producciones. Esta es la oferta más atractiva de las que hemos lanzado en los últimos 10 años.  Por eso tenemos gran confianza en crecer en superficie en las próximas siembras, porque nuestra oferta es la mejor en rentabilidad, seguridad y comodidad.

¿Ven con preocupación que los altos precios actuales del maíz, por ejemplo, desvíen parte de las hectáreas de remolacha a ese cereal?

Somos conscientes de que igual que está subiendo el precio del azúcar, también está subiendo el precio de otros cultivos alternativos, pero nuestra oferta se sitúa en niveles de rentabilidad superiores y además ofrece la seguridad del ingreso, que es un valor muy importante en un mundo de gran incertidumbre y volatilidad. Hoy más que nunca, tener un contrato con un ingreso garantizado y no dependiente de la volatilidad de los mercados, es una opción muy valorada en el campo.

¿Cómo avanza la campaña en Andalucía? ¿Preocupa la sequía?

Hemos conseguido sembrar 8.000 hectáreas, que es un gran dato teniendo en cuenta las circunstancias climatológicas de este año en el sur. Hemos estado muy preocupados por la sequía, porque después de las siembras ha seguido sin llover durante varios meses. Afortunadamente los niveles de humedad y la temperatura nos ha ayudado a mantener el cultivo y parece que por fin empieza a llover en el sur. Tenemos confianza en que llevaremos esas 8000 has a buen puerto y conseguiremos unos resultados razonablemente buenos para la fábrica y los agricultores.

La invasión de Ucrania por Rusia va a afectar a todos los sectores agrarios ¿Que puede pasar con la remolacha? ¿y con el azúcar?

La invasión de Ucrania por Rusia pone de manifiesto con mucha crudeza los riesgos de la dependencia de países poco fiables porque tienen unas reglas de juego muy distintas a las de la Unión Europea. Esto nos obliga a buscar fuentes alternativas de suministro y a potenciar nuestra propia producción. Es evidente que en el corto plazo habrá más presión inflacionista y subirán los precios de todas las materias primas, incluida el azúcar, y eso nos permitirá también ofrecer a los agricultores mejores ingresos para preservar e incrementar la producción nacional.

¿Qué perspectivas hay en el mercado mundial del azúcar?

La invasión de Ucrania afecta a los mercados mundiales, y no sólo al europeo. Por tanto, las perspectivas del mercado mundial del azúcar también son alcistas en precio. Se reduce la producción dado que Ucrania deja de ser un país exportador, y se hacen más difíciles las cadenas de suministro que ya estaban muy tensionadas antes de la guerra. Es muy previsible que los precios en el mercado mundial del azúcar sigan subiendo.

Sección: