José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

La Interprofesional de la Carne de Caza lleva ya más de cinco años de andadura, aunque desde hace un año, aproximadamente, cuando se ha aprobado por el Ministerio de Agricultura la extensión de norma, ha logrado esos fondos para poder darse a conocer y llevar a cabo esas campañas de promoción que hagan que sea más conocida por el consumidor.

Agronews: Jaime Hurtado es el gerente de ASICCAZA, ¿Quiénes forman parte de la Interprofesional?Jaime Hurtado, gerente de ASICCAZA

Jaime Hurtado: La Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (ASICCAZA) está representada en la parte de la Producción por: la Asociación de Propiedades Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente de España (APROCA), Asociaciones de Titulares de Cotos de Caza, Cazadores y Actividades Afines al Sector Cinegético (ATICA CLM), la Real Federación Española de Caza (RFEC), la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) y la Oficina Nacional de la Caza (ONC); y el sector comercializador está representado por la Asociación Española de Industrias de la Carne de Caza.

A. ¿Qué producción tiene España de carne de caza?

J.H. Es indudable que nuestro sector es un gran desconocido. Pero la realidad es que somos una potencia mundial en la producción de carne de caza silvestre. La práctica totalidad de nuestra producción se exporta a los países de Centro Europea, Alemania, Francia, Holanda, Bélgica, Italia, Portugal y otros.

El gran problema que tenemos en España es que tenemos hábito de caza pero no tanto de comer la carne fruto de la gestión cinegética.

Por dar algunos datos, comercializamos en torno a 300.000 canales de caza mayor, especialmente ciervos, y jabalíes que alcanzan los 15.000/20.000 toneladas de carne, mientras que la facturación del sector se sitúa entre los 80 y los 100 millones de euros.

A. ¿Cuál es el consumo de este tipo de carne en España?

J.H. Como ya te he comentado es muy escaso, el 90% de lo que producimos se vende más allá de nuestras fronteras. El consumo se centra en el entono del cazador y en el canal HORECA.

De todas formas datos concretos los tendremos muy pronto pues desde ASICCAZA se ha encargado un estudio de mercado detallado del sector.  

Además, otra de las características de esta carne es la estacionalidad de su consumo, concentrándose en los meses de octubre, noviembre y diciembre.

A. Ante estas circunstancias ¿Es fundamental desarrollar campañas de promoción del consumo?

J.H. Ese es el gran objetivo en los próximos años de la Interprofesional. De ahí que hayamos solicitado a Bruselas un programa de apoyo al sector dentro de los presupuestos que cuenta para la promoción de los productos agrarios y agroalimentarios de la Unión Europea.

A la espera de la aprobación de ese programa, vamos a ir desarrollando acciones que acerque la  carne al consumidor pero también a los cocineros como el encuentro que vamos a mantener el próximo 22 de febrero en la Escuela de Cocina de Toledo con sus estudiantes para presentarles la carne de caza y aprovecharemos para grabar un programa ese mismo día con RTVE

A.  ¿Qué normativa regula este tipo de carne?

J.H. Evidentemente esta carne, como todas las demás, está perfectamente controlada, incluso ésta más pues es la única que cuenta con un doble control veterinario, uno en el lugar de la recogida y otro en la sala de despiece. Sin embargo, estamos trabajando con el Ministerio de Sanidad y las distintas Comunidades Autónomas en tratar de homogeneizar todo el proceso, desde la recogida en campo, que es un momento clave, hasta que llega al consumidor, tratando que la normativa se iguale, siempre con los mayores estándares de seguridad alimentaria, destacando que esta carne es la que ofrece una mayor tranquilidad en ese sentido al consumidor pues en ella no se aplican hormonas, ni se aporta alimentación extra a los animales, es baja en grasa…

Junto a esto, estamos tratando de desarrollar la figura del cazador formado en aspectos higiénicos sanitarios que facilite la comercialización de los animales en modalidades como el rececho y el aguardo por ejemplo, sin sustituir, evidentemente al veterinario.