Agronews Castilla y León
  • La campaña que se inicia a mediados de octubre se puede anunciar como media.

Según los datos ofrecidos por la web www.microdata.es, en el primer semestre del año 2013 la producción bruta, aquí no se hace referencia a recolectada, de hongos silvestres comestibles de interés socioeconómico en los montes de Castilla y León se estimó en  1.269 toneladas,. Por provincias, Soria y Burgos son las que mayores producciones generaron con 293 y 274 toneladas como consecuencia de un elevado nivel de precipitaciones en el mes de abril y junio en el norte y este de la región.

La campaña de marzuelo (Hygrophorus marzuolus) fue buena y generalizada en la región debido a condiciones de elevada precipitación, a pesar de las bajas temperaturas en el mes de marzo. Entre las especies primaverales de mayor incidencia destacan los lansarones o perrechicos (Calocybe gambosa), senderillas (Marasmius oreades) o champiñones (Agaricus sp.), y especies posteriores en el tiempo como los boletus (Boletus aestivalis), o rebozuelos (Cantharellus cibarius).

Producción bruta media (toneladas) provincial y regional en el primer semestre de 2013.

 

Producción micológica 1ersemestre 2013

Porcentaje respecto potencial

Ávila

97

7,3%

Burgos

274

14,5%

León

188

9,1%

Palencia

50

13,0%

Salamanca

45

2,3%

Segovia

230

10,3%

Soria

293

13,0%

Valladolid

8

8,1%

Zamora

83

7,1%

TOTAL

1.269

9,5%

Predicción de la producción micológica otoñal de 2013: una campaña media

Siempre teniendo en cuenta que  las campañas micológicas presentan una enorme variabilidad interanual en cuanto a su producción y que el desarrollo  de los hongos de otoño es fuertemente dependiente de las condiciones de humedad registradas en las capas superficiales del suelo de los  montes, es importante destacar que en el año 2013 se da la circunstancia que las precipitaciones acumuladas durante la primavera y verano, unido a que el mes de junio ha sido más frío de lo normal,  ha hecho que en general los árboles y arbustos de los que dependen los hongos comestibles como los pinares, robledales, encinares, etc. no hayan sufrido episodios de fuerte estrés hídrico, por lo que es previsible que presenten unas buenas reservas de carbohidratos disponibles para la fructificación de hongos, siempre que se den las condiciones meteorológicas necesarias a partir de ahora.

La predicción para septiembre es de escasez de precipitaciones y bajada de temperaturas, especialmente en el este de la región. El régimen de precipitaciones y temperaturas para el resto de la campaña otoñal se prevé normal con un escenario de abundante de lluvias a finales del mes de octubre y mediados de noviembre.

Con todas estas referencias se podría anunciar,  una campaña micológica otoñal en 2013 compactada en el tiempo a partir del mes de octubre, con una producción normal o media para Castilla y León.

Sección: