Agronews Castilla y León

Quizás se trata de uno de los logotipos que mejor conocen los agricultores fruto de la importante labor de concienciación que se ha realizado, desde el año 2002, para la recogida de envases de productos agrarios para su reciclaje posterior. Hoy nos acercamos a conocer un poco más en profundidad el trabajo de SIGFITO  a través de su Directora General Rocío Pastor.

 

¿Qué es SIGFITO?

Nuestra compañía es un sistema integrado de gestión de residuos siendo una de sus principales características que es una sociedad sin ánimo de lucro.

El objetivo de nuestra empresa es la recogida de los envases de los medios de producción agrarios, para lo que cuenta con los fondos que aportan las compañías fabricantes de esos productor en función de la cantidad de envases que ponen en el mercado. Esas casas marcan el logotipo de SIGFITO en esos recipientes, de tal forma que el agricultor cuando compra ese producto sabe que lo puede llevar al correspondiente punto de recogida.

SIGFITO se encarga de organizar todo ese proceso.

Nacemos en 2002 como un sistema de recogida de envases fitosanitarios. Al ver que el sistema funciona, que los agricultores lo valoran como positivo… se decide ampliar a otros medios de producción de tal forma que en nuestro sistema de recogida también podemos aceptar a fabricantes de recipientes de fertilizantes, de otros medios fitosanitarios, siempre que lleve el símbolo de SIGFITO. Ahora se está estudiando también el caso de las semillas.

La gran ventaja que SIGFITO ofrece al agricultor es que no se tiene que preocupar de entregar los envases en diferentes sitios, él lo coge todo y lo lleva a los puntos de recogida establecidos y nosotros damos una solución integral a ese material.

Los envases que no se encuentran dentro de nuestro sistema tienen un procedimiento mucho más complicado pues el agricultor tiene que llamar a un gestor, entregárselo y hacer una declaración, cada año, a la comunidad autónoma correspondiente diciendo lo que ha hecho con los citados recipientes. SIGFITO hace mucho más sencillo el proceso, el agricultor lleva los envases al punto de recogida y allí se le entrega un albarán en el que se justifica la entrega.

Puntos de recogida de SIGFITO en Castilla y León

Los puntos de recogida

Generalmente contamos con la colaboración de las cooperativas, especialmente de aquellas que ofertan estos productos a sus socios, y distribuidores, aunque también trabajamos con  explotaciones individuales, generalmente se trata de las de mayor tamaño, a las que se acude a recoger los envases.

En algunos casos se llega a acuerdos con entidades locales, no municipales, como por ejemplo las Juntas Agropecuarias Locales, las antiguas Cámaras Agrarias, e incluso si se agrupan 20 ó 30 agricultores para poner un punto de recogida se les pueda dar el servicio.

 

¿Qué condiciones exige SIGFITO a esos puntos de recogida?

Reclamamos una serie de requisitos de carácter físico y otros administrativos. Los primeros básicamente se resumen en tres: que el suelo sea impermeable al objeto de evitar fugas que provoquen algún escape o derrame que puedan acabar en algún río, cauce…; que tenga techo, para impedir que se mojen los envases; y que se encuentren dentro de un recinto vallado con acceso controlado al objeto de evitar que se pueda echar cualquier cosa.

En cuanto a los requisitos administrativos, dependen de cada comunidad autónoma. En algunas los puntos de recogida son productores de residuos peligrosos y en otras sólo son poseedores de residuos y se califican de peligrosos cuando el gestor va a recogerlos.

En cualquier caso el final es que un gestor contratado por SIGFITO y autorizado para la gestión de residuos peligrosos los recoge en esos puntos y le da un tratamiento de descontaminación, es decir un lavado y, posteriormente, los tritura con lo que se produce una escama lavada que es la que se vende a los recicladores para producir granza de plástico y otros productos.

 

¿Tienen que tener algún volumen de recogida estos puntos?

No se rechaza ninguno por pequeño que sea, aunque es evidente que se trata de agrupar para facilitar el trabajo.

La recogida la hacemos cuando se han llenado ya 8 sacas o transcurridos seis meses tras la última. En zonas como la Cornisa Cantábrica en la que hay un menor volumen, bajamos de las ocho a las seis sacas.

En Castilla y León trabajamos mucho con bodegas que ellas mismas se gestionan sus residuos pues tienen aplicaciones muy localizadas en el tiempo, agrupan los envases mucho y cuando llegan a esas cantidades las recogemos.

 

¿Están concienciados los agricultores de la necesidad de todas estas operaciones de recogida y reciclaje de productos?

Cada vez más, fruto de la labor de información realizada en los últimos años, y se pone en evidencia en que cada vez traen más envases y más limpios. Buena parte de ellos ya llevan a cabo el triple enjuague, obligados por la normativa es cierto, pero también porque se han dado cuenta que cuanto menos cueste el proceso menos dinero les van a repercutir a ellos las casas comerciales en los envases. Ellos son parte de este sistema, lo toman como suyo y ven que cuanto mejor separen los envases, más baratas les resultará la gestión.

Otro tema que ha acelerado mucho todo el proceso es el hecho de que se les obligue a guardar el albarán de entrega de los envases tres años.

 

¿Qué porcentaje de envases recoge SIGFITO?

Ahora mismo estamos en el 63,4 por ciento de recogida, un porcentaje muy alto pero que tenemos que seguir trabajando para elevarlo. Hay que tener en cuenta que existen otros envases mucho más complicados de recuperar como los de papel (insecticidas, fertilizantes, herbicidas…) y los de plástico flexible… que todavía los agricultores no están acostumbrados a llevarlos a los puntos, algunos todavía los queman… no son todavía tan diligentes como con los otros, es algo en lo que tenemos que trabajar…

Con los 3.300 puntos de recogida en toda España somos capaces de reunir y procesar 3.875 toneladas de envases, de un total de 6.200 que se ponen en el mercado. En Castilla y León hemos pasado en un año de recoger 308 tonelada a las 376 de 2013, aprovechando la red de puntos de recogida que allí tenemos que alcanzan los 356  ( datos_sigfito_agroenvases_sl_castilla_y_leon.pdf), más del 10 por ciento del total nacional, cuando por ejemplo el consumo de fitosanitarios y otros medios de producción no llega a esa cifra.

 

¿Qué proyectos tiene pensados iniciar SIGFITO?

Hasta el momento recogemos envases de medios de fitosanitarios, de otros medios de defensa fitosanitaria y fertilizantes (marcados con nuestro símbolo). Lo más inmediato que tenemos en mente es empezar con los de semillas pues buena parte de los mismos están tratados con fitosanitarios y entendemos que debe organizarse su recogida de tal forma que exista una garantía de que no queden tirados en el campo.

Otro tema que nos piden que estudiemos son los envases empleados por los ganaderos. Los biocidas que utilizan estos profesionales, además de los de los piensos, los de la industria veterinaria… recogerlos es una obligación que hay que cumplir, y los ganaderos lo tienen complicados. Parece que hay que buscarle una solución con un sistema similar al que emplea SIGFITO pero es cierto que se va a necesitar un importante cambio normativo.

Como lo hacemos. sigfito

En la recogida de envases ¿En qué situación estamos respecto a Europa?

España es uno de los países que más recoge pero también es verdad que es uno de los sistemas más complicados en lo que a trámites y gestión se refiere, pues la normativa medioambiental ha complicado la gestión de los residuos. Así, mientras que los que están en el sistema de SIGFITO con el albarán que se entrega ya se ha cumplido la legislación vigente, en el resto de los residuos el agricultor se tiene que dar de alta en el registro de productor de residuos, entregárselos al gestor correspondiente y hacer una declaración anual… todo muy complicado, difícil y caro.

En otros países de la Unión Europea se ha estudiado la gestión integrada de todos los productos, todos juntos, separados por materiales y en función del destino final. Todos separados y darle un servicio integral al agricultor en el que no sea necesario separar un producto de otro, entre otras cosas porque el profesional no sabe, en muchos casos, diferenciar unos de otros…

Además, en algunas comunidades autónomas se ha complicado aún más el tema como en Castilla y León, Murcia, Madrid y Andalucía pues exigen la recogida separada de los fitosanitarios y de los que no lo son, complicando mucho el trabajo y la labor de los agricultores.

Desde SIGFITO consideramos que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente debería hacer un esfuerzo para tratar de armonizar todas estas situaciones, evitar agravios e incoherencias como las que viven explotaciones o distribuidores que están a caballo entre dos comunidades autónomas

 

Sección: