Agronews Castilla y León

Más del 40% de los accidentes que ocurren en el sector agrícola, aseguran desde la Cooperativa AGROPAL en un reciente artículo remitido a los socios, son causados por el uso de maquinaria, y de éstos, el 50% son originados por los tractores. Se puede considerar, por el número de accidentes y por las graves consecuencias de los mismos, que el aplastamiento o asfixia por vuelco del tractor agrícola sin estructura de protección, es el riesgo más importante que actualmente tenemos en España.

El tractor puede considerarse como el exponente máximo de la mecanización agraria y es el origen frecuente de accidentes en muchos casos de consecuencias graves y mortales. Las mejoras introducidas en estas máquinas han aumentado considerablemente el nivel de seguridad y, en consecuencia, reducido el riesgo de accidente derivado de su uso en las labores agrícolas, destacando las mejoras estructurales que suponen la introducción del arco de seguridad y la cabina antivuelco.

Riesgo de vuelco

Es el accidente más común e importante con el tractor, por la gravedad de las lesiones que se producen. Ocurre normalmente de forma lateral o hacia atrás.

Entre las causas más habituales de vuelco se encuentran:

  • La configuración irregular del terreno.
  • La falta de preparación en conductores.
  • Aproximación a desniveles (taludes, zanjas, cunetas...)
  • Maniobras en pendientes, realizadas con aperos inadecuados.

     

  • Falta de atención en la conducción sobre suelos resbaladizos o con obstáculos.
  • Encabritamiento del tractor por transporte excesivo en subida de pendientes.
  • Fallos por frenos insuficientes en pendientes.
  • Acelerones bruscos.

Vuelco lateral o “en tonel”

El vuelco lateral se produce por el desplazamiento del centro de gravedad del vehículo, principalmente cuando se realizan giros bruscos mientras se transita por caminos con cierta inclinación, próximos a orillas de zanjas, taludes u otras depresiones que pueden desmoronarse por el peso del vehículo.

El riesgo de volcar será mayor cuanta menos separación entre ruedas tenga el tractor, cuanta mayor pendiente y cuanto más alto tenga el centro de gravedad el tractor.

Vuelco hacia atrás o “empinamiento”

Es menos frecuente que el lateral. Se produce entre otras causas:

  • Por embragar bruscamente.
  • Por enganchar el apero a un punto demasiado alto.
  • Por acelerar de forma violenta en una cuesta acentuada y con carga pesada.
  • Por forzar la máquina cuando ésta encuentra una fuerte resistencia.

Normas generales de prevención de accidentes:

  • El tractor sólo debe ser manejado por personas que hayan seguido un curso de capacitación. No se permite la conducción de tractores a menores de 18 años.
  • Utilizar el tractor únicamente en trabajos para los que está concebido.
  • No transportar nunca personas, ni en el tractor, ni en el remolque.
  • Procurar llevar ropa ajustada para evitar atrapamientos.
  • Todos los tractores deben estar provistos de una cabina, bastidor o pórtico de seguridad.
  • Enganchar los aperos y remolques únicamente a la barra de tiro.
  • No arrimarse demasiado a las cunetas ni a los hoyos.

Para evitar el vuelco es aconsejable

  • Conservar la máxima distancia entre las ruedas con el objeto de aumentar la base de apoyo y mejorar la estabilidad.
  • Colocar el blocaje de los pedales del freno del tractor cuando se circula a velocidades relativamente elevadas permitiendo frenar de forma uniforme sobre las ruedas motrices.
  • Evitar circular por pendientes muy acentuadas a media ladera porque puede causar la inestabilidad del vehículo.

Sección: